• Los pilotos de Red Bull partirán con una penalización en la parrilla de salida el domingo, tras un cambio de elemento motor en su Red Bull

Ciudad de México.- El holandés Max Verstappen, líder del campeonato del mundo de Fórmula 1 (F1), y el mexicano Sergio «Checo» Pérez partirán con una penalización en la parrilla de salida del Gran Premio de Italia, el domingo en Monza, tras un cambio de elemento motor en su Red Bull, este viernes en los ensayos libres.

Dos semanas después de haber cambiado todo el motor en Bélgica, Verstappen ha sido de nuevo penalizado en la parrilla, esta vez por un cambio de motor a combustión interno, superando la cuota autorizada por temporada, indicó un comunicado de la FIA.

Si no cambia antes de la carrera otros elementos de su monoplaza, incurriendo en una falta al reglamento, el actual campeón partirá con cinco plazas de penalización.

Una buena noticia para el segundo en el Mundial, el monegasco Charles Leclerc (Ferrari), a 109 puntos del líder en la clasificación, antes de esta decimosexta manga de 22.

El otro Red Bull de Sergio Pérez también recibe una penalización por la misma razón. A diferencia del holandés, es la primera vez que el mexicano supera el máximo autorizado: como prevé el reglamento, será penalizado con diez plazas.

Como fue anunciado el jueves por Mercedes, el británico Lewis Hamilton tiene un nuevo motor, tras haber dañado el anterior al colisionar con Fernando Alonso (Alpine) en Bélgica, y partirá desde el fondo de la parrilla.

El español estará acompañado detrás por su compatriota Carlos Sainz (Ferrari), que cambió su caja de cambios y dos elementos del motor, y por el japonés Yuki Tsunoda (AlphaTauri). El finlandés Valtteri Bottas (Alfa Romeo) será penalizado con quince plazas.

El alemán Mick Schumacher (Haas) podría también recibir una penalización por un cambio de caja de cambios, anunció su equipo el jueves, aunque no figuraba el viernes en la lista de pilotos que habían cambiado piezas.