• La senadora priista se pronunció por una coordinación entre la federación los estados y municipios basada en la tecnología

Ciudad de México.- Reforzar a las Policías estatales y municipales debe ser una prioridad si en realidad se busca mejorar las condiciones de seguridad en el país, señaló la senadora Beatriz Paredes Rangel, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien afirmó que fracasó la estrategia de “abrazos, no balazos” del Gobierno federal.

Durante una conferencia organizada por la agrupación política “Confío en México”, que encabeza Salvador Cosío, subrayó que “es necesaria una reestructuración general de la estrategia de seguridad con respaldo efectivo y definitivo de la Federación a los estados y municipios, con el uso de alta tecnología para revisar carreteras y caminos. También para identificar cuando haya convoyes”.

En el evento, que se realizó en Expo Guadalajara, acentuó que la educación es un pilar elemental para el desarrollo del país, por lo que respaldó a la autonomía universitaria sin trabas. Indicó que se debe escuchar a los jóvenes, procurarles oportunidades de desarrollo y no sólo darles apoyos a corto plazo.

Cosío destacó la trayectoria de la senadora, a la que calificó como una lideresa cuya voz es necesaria para el país.

Ante divisiones, Beatriz Paredes pide mantener la alianza de oposición

Para que el país no tenga un retroceso democrático se requiere conformar un frente nacional opositor a Morena, aseguró la senadora Beatriz Paredes Rangel, quien consideró que es necesario sumar a la oposición a la sociedad civil, sindicatos y cámaras empresariales.

Durante una conferencia organizada por la Agrupación Política Nacional “Confío en México”, que encabeza Salvador Cosío, y frente a más de dos mil 200 personas reunidas en la Expo de Guadalajara, la legisladora priista llamó a apostar por el diálogo para resolver las diferencias al interior.

“La alianza es muy importante y refleja el sentido común de los demócratas que están en las organizaciones partidistas. Que se renueve el diálogo, creo que mientras haya diálogo se pueden superar los problemas”, dijo.

Además, Paredes Rangel reiteró su interés en buscar la candidatura presidencial por la alianza opositora.

“Estoy decidida para luchar por la candidatura presidencial al interior de la alianza, para construir un gran frente nacional opositor con la sociedad civil. He expresado mi decisión, mi entusiasmo y tengo las soluciones dialogadas indispensablemente construidas con la sociedad para que México supere los problemas que tiene”, aseveró.

La expresidenta nacional del PRI evadió pronunciarse sobre el actuar de Alejandro Moreno Cárdenas “Alito”, actual dirigente del partido, cuestionado por su respaldo a mantener al Ejército en las calles.

“Lo que importa, más que estar discutiendo sobre el destino de ‘Alito’, es que nos demos cuenta de que estamos viviendo un momento delicado en el país. Siempre hay que tener una voluntad aliancista mientras haya disposición al diálogo”.

México no merece desayunar con otros datos

La senadora priista Beatriz Paredes Rangel envió un contundente mensaje a los mexicanos respecto a la forma de comunicar del actual régimen y dijo que “no merece la sociedad desayunarse con otros datos que ocultan la fidelidad de los hechos que ocurren en las sociedades y en las regiones de nuestro país”.

Frente a más de dos mil 200 personas reunidas en la Expo de Guadalajara, la política tlaxcalteca enfatizó la necesidad de reivindicar la verdad en la política y de exigir que haya políticos que hablen con veracidad.

“La verdad te da certeza, te da certidumbre y si esa verdad se refleja en documentos jurídicos, te genera obligaciones y compromisos. México necesita que se respete la Constitución”.

Durante su ponencia en la conferencia denominada “México: Nuevos Horizontes”, Paredes Rangel señaló que Jalisco es lugar para reconciliarse con la Patria y recuperar la claridad. En ese contexto argumentó con gran conocimiento sobre la riqueza jalisciense en los diversos ámbitos.

La priista fue cuestionada si el país está preparado para ser gobernado por una mujer, y se pronunció convencida de ello. “Somos muy buenas administradoras. La participación de las mujeres en la política es buena. Se está viviendo una transformación en la participación femenina y es muy importante que haya verdadera hombría que aliente la participación de las mujeres”.