Por: Tania Castillo

Reynosa, Tamaulipas.- Familiares de las víctimas que perdieron la vida en la explosión que se registró en el Centro Receptor de Gas y Condensados de Petróleos Mexicanos hace 10 años, exigen a la paraestatal que se haga público el peritaje para conocer las causas de dicho accidente y poner en marcha medidas preventivas que eviten una nueva desgracia.

Modesto Sánchez Fernández, hermano de Víctor Sánchez, trabajador petrolero que murió en el incidente, dijo que cuando hay un accidente la empresa realiza sus investigaciones y a los 15 días obtiene resultados para hacer las modificaciones necesarias, sin embargo, de este caso específico no trascendieron las deducciones.

“Ya han pasado 10 años de aquella tragedia y hasta la fecha a todas las familias de los compañeros fallecidos no se nos ha informado el resultado del Análisis Causa Raíz que haya provocado esto; creo que 10 años han sido tiempo suficiente para poder decir la verdad, no se vale que Petróleos Mexicanos omita la muerte de tantas personas”.

Sánchez Fernández, también empleado de Pemex, aseveró que ese martes 18 de septiembre los dispositivos de seguridad no funcionaron apropiadamente, lo que llevó a que la explosión cobrara gran magnitud y la vida de 31 personas, aunque esta versión no ha sido oficializada. En el tema de indemnización dijo que se cumplió con lo que marca la ley para los empleados que pertenecían a Pemex, aunque los familiares de los trabajadores de empresas externas no recibieron la misma compensación.

A %d blogueros les gusta esto: