Por: Chano Rangel

Si usted se pone a jugar dados es probable que acierte una o dos veces en todo el juego, con el mismo número, si usted gana con un número la lotería nacional, es probable que jamás en su vida vuelva a ver ese número ganador otra vez, las probabilidades son casi cero. 

Sin embargo lo que ocurrió ayer con el temblor, es casi inaudito, que un 19 de septiembre tiemble en nuestro país, como paso en 1985, 1917 y 2022, maldita coincidencia y augurio de malos presagios según los creyentes es otras ideologías. Tres temblores en la misma fecha en años distintos, peor imposible.

Para el análisis y para la reflexión.

Pero mire hay otro terremoto, el de la sucesión gubernamental y este también se da, por causas de la naturaleza política, que se da cada seis años en Tamaulipas, el día de ayer se tenía programada una rueda de prensa donde estaría el gobernador electo (hasta el día de hoy), pero no asistió en su lugar apareció el rio bravéense Héctor Joel Villegas, el calabazo, quien ya muchos perfilan como el próximo secretario general de gobierno. Amigo de Julio Carmona, como el mismo lo expresa, sin ocultar nada en su trayectoria. 

Como era de esperarse los burócratas de capitalinos ya le extienden la alfombra roja, y algunos vivillos ya hasta se dicen sus amigos, lo cierto es que aún hay que esperar, por lo pronto a que el TRIFE, de su veredicto final. Después de esto el gobernador electo podrá dar a conocer su equipo de trabajo, antes no, seria fuera de la legalidad. 

Sin embargo ha trascendido que Adriana Lozano, diputada federal por Matamoros, sería la encargada de finanzas, la misma que rompió ligas con el diputado Beto Granados, porque pareciera traer alacranes en la bolsa, no dispara ni en defensa propia. 
Sus colegas, aseguran que es dura como el granito, sobre todo para pagar sus campañas, que navego de muertito, y que hasta la fecha no le ha costado un céntimo su arribo a la máxima tribuna de la nación. Pero las cosas cambian y los argumentos pueden variar. 

El mayor compromiso del gobernador electo con Matamoros, se llama Mario López Hernández, el artífice de la mayor contribución de votos en la pasada elección, con lo que Américo Villarreal, pudo dormir tranquilo, y eso es una muestra de lealtad pura que debería tener la reciprocidad en los hechos. 

Sin lugar a dudas Mario López, alcalde de Matamoros, es un hombre prudente con los pies en la tierra, y sin mucho ruido, cabal sí, pero sin protagonismo, su operación y resultados en la pasada elección, no dejan duda alguna de la importancia de sus acciones, por eso y como es sabido en sus asertivos discursos a Matamoros, le tiene que ir muy bien.

Sin embargo, como lo comentamos ayer, apareció Carlos Cantúrosas Villarreal, el coordinador de campaña del gobernador electo, y quien se perfilaba o se perfila para ser también secretario general de gobierno, la moneda está en el aire y como dicen los anuncios de juegos y rifas “pueden variar términos y condiciones”. 

Pero aún hay más de terremotos en política de Tamaulipas, que le salió un rival a Luis Rene Cantú, el cachorro, y como era de esperarse tenía que ser de Matamoros, y Pepe Sacramento, se lanzó al ruedo, la militancia nomás no quiere al Cachorro, su nulos resultados no le daban para una reelección en el liderazgo del partido, pero su padrino así lo quería y lo decidió, pero le salió opositor, y ahora el PAN tendrá que abrir su democracia interna. 

Los militantes azules, esos que sufrieron en la oposición y que por azares del destino, también fueron golpeados por su mismo partido, ahora quieren darle al panismo un liderazgo de verdad; pero esa base de militantes seguros están que el Cachorro, no es una opción real de ese liderazgo que el panismo necesita en la entidad, sobre todo después de dos derrotas al hilo en la entidad, siendo gobierno en Tamaulipas, esas duelen más.

En los próximos días veremos si a pesar de las derrotas, la soberbia del grupo reynosense sigue en las filas del panismo y liderando el partido, o veremos la llegada de un panismo puro y de carrera política. Es cuánto.            

P.D. Aduanas y el próximo gobierno en Tamaulipas.      

Al tiempo.

De Aquello y lo demás…

En la celebración del día mundial de Protección Civil, la alcaldía de Reynosa que preside Carlos Peña Ortiz, organizaron un simulacro a través de esta dirección, para tener atentos al personal del servicio público municipal.

El simulacro se llevó a cabo en las instalaciones de COMAPA, hasta donde la coordinación de Protección Civil, llego para organizar el acto, con la finalidad de tener una mejor cultura en la prevención de desastres naturales o de origen humano, pero la idea es estar protegido para cualquier contingencia.

Las lluvias continuaran por lo menos esta semana, gracias a Dios, por este motivo el alcalde de Reynosa Carlos Peña, hace un llamado a la población a mantener los drenes y canales libres de desechos sólidos, para evitar problemas de inundaciones, además de estar pendientes con los llamados de protección civil.    
     
chanorangel@live.com.mx