POR José Inés Figueroa Vitela

La última vez que vi a los trabajadores de Gobierno salir espontáneamente a aplaudirle a un gobernante, fue cuando despidieron a EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES.

Ayer, así pasó; los pasillos en los tres niveles del Palacio de Gobierno estatal, se inundaron de trabajadores que salieron a recibir con aplausos al doctor AMÉRICO VILLARREAL GUERRA, en el primer día laboral de su gestión gubernamental.

 Antes, habían sido los maestros y en general, los trabajadores de la educación, quienes habían aplaudido al Gobernador, en su discurso, en sus políticas, y en la designación de la maestra LUCÍA AIMÉ CASTILLO PASTOR como Secretaria.

Ella, urgió a reorganizar la Secretaría que –como todo- fue dejada en el abandono en el sexenio pasado y a empezar a atender el daño psicoemocional que sufre el profesorado y el estudiantado.

E hizo propio el llamado del gobernador a todos los integrantes del sistema educativo estatal y tamaulipecos, a sumarse a esta cruzada: la educación transformadora, nuestra voluntad y trabajo, está con el señor gobernador, dijo.

Unir esfuerzos para combatir el rezago en el sector y que en Tamaulipas la educación sea verdaderamente transformadora, había sido la excitativa del flamanete ejecutivo estatal.

«Haremos un gran esfuerzo para dar todo el espacio necesario al diálogo con el magisterio y se atenderá de manera prioritaria el rezago educativo, la infraestructura y el equipamiento», ofreció y otra vez el magisterio celebraba.

Ahí estaba el líder estatal RIGOBERTO GUEVARA VÁZQUEZ y el delegado nacional del sindicato, concediendo y coincidiendo, en un nuevo orden que entiende y se compromete.

Fue la primera ceremonia de honores a los símbolos patrios encabezada por el Gobernador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, acompañado de los integrantes de su gabinete legal.

Sobre la marcha, se están aprobando, primero, los equipos de colaboradores que conforman el gabinete ampliado; enseguida viene la entrega formal de los nombramientos.

Ya con el papelito en la mano, se harán los anuncios respectivos, pues la revisión es  permanente y exhaustiva, en el ánimo de estar a la altura de las expectativas y cumplir las metas, que no son menores, empezando por remontar el rezago heredado.

Aunque son más bien casos de excepción, si se han dado cambios sobre personajes que ya se habían perfilado para determinada responsabilidad en el nuevo gobierno.

Además del gabinete, la representación sindical y su esposa, MARÍA DE VILLARREAL, con el gobernador en la ceremonia cívica estuvo el alcalde capitalino, LALO GATTAS y su esposa.

En entrevista, este confió en que con el apoyo del gobernador, especialmente con el fondo de capitalidad, se trabajará más rápido en la reconstrucción de la ciudad y la satisfacción, en cobertura y calidad, de todos los servicios públicos.

Pues si ahora, ya se tiene agua suficiente con los mantos acuiferos recargados, con las recientes lluvias se multiplicaron los baches, la destrucción de pavimentos, imperando por acciones más amplias en ese sentido.

En el Congreso Local, ayer tarde se celebraba la primera sesión ordinaria de trabajo del periodo, luego que con la toma de protesta del nuevo gobernador, se declaró iniciado el nuevo periodo de sesiones.

Iban, centralmente, a formalizar el paso de la reforma laboral, en la que desaparecen las Juntas de Conciliación y Arbitraje, para dar paso a los nuevos Tribunales Laborales, dentro del Poder Judicial.

Todavía los casos que estaban en proceso, seguirán atendiéndose, en la Juntas de Conciliación dependientes de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del Estado, cuya titular, OLGA PATRICIA SOSA RUIZ, confió no en 5, como se protecto, sino en 4 años liquidar el rezago.

La elección de los Comités Municipales del Partido Acción Nacional, el fin de semana, siguió abonando a la consolidación de un nuevo orden, que eche tierra y nos haga pronto olvidar el tortuoso pasado sexenal.

Ya sabemos que el sujeto prófugo y los suyos, pretendieron eternizarse en el usufructo del poder público para el beneficio personal y en detrimento de las necesidades del conglomerado social.

Todo mundo esperaba que todo ese andamiaje hecho para la corrupción y el despojo pronto cayera, extirpando los tumores que heredó o pretendió hacerlo, más acá del primero de octubre.

Ya empezó a pasar.

Decía, en la elección del fin de semana de las estructuras municipales panistas tamaulipecas, eran dos grupos los que estaban en pugna: por un lado el continuismo, capitaneado por ISMAEL “manito” CABEZA DE VACA y por el otro, el intento de un cambio por el lado de CESAR AUGUSTO “El Truko” VERASTEGUI.

Triste la condición de los panistas por tener que escoger de cualquiera de esas dos opciones, pero no había de otra.

Reducidos al “menos peor”, fueron los candidatos “trukistas” los que se impusieron sobre “los cabecistas” en la inmensa mayoría de los municipios donde se eligió comité, incluidas las principales concentraciones poblacionales.

Así como ALFREDO BANSINI se impuso a ALVARO HUMBERTO BARRIENTOS en Victoria capital, AGUSTIN CHAPA ganó en Nuevo Laredo, NORA GÓMEZ GONZÁLEZ en Tampico y SAMUEL CASTRO en El Mante, por mencionar algunos ejemplos, donde los impulsados por ISMAEL mordieron el polvo de la derrota.

El resultado de la renovación de los comités municipales, se equipara a lo que habría sucedido, o sucederá, si se celebra una elección del Comité Ejecutivo Estatal panista.

Como se recordará, aun en la época gris del pasado sexenal vergonzoso, se impuso al diputado local LUIS RENÉ “Cachorro” CANTÚ, como dirigente estatal del partido, simulando un proceso interno en el que se negó registro a otros aspirantes.

El exsenador JOSÉ JULIÁN SACRAMENTO y el dirigente tampiqueño MIGUEL PÉREZ, impugnaron “la elección”, porque les negaron el registro para contender por la dirigencia, que cualquiera de los dos habría ganado.

El Tribunal Local traspasó el recurso a las instancias partidistas, para agotar el principio de definitividad, concediéndole un plazo de diez días, que ya se agotó y por supuesto, la Comisión de Elecciones, que operó el fraude, concedió refrendó legalidad a sus actos.

Ahora hay que ver si los promoventes, ya agotada la instancia interna, ahora sí van a los tribunales para que les repongan el procedimiento interno, con la seguridad de que el Cachorro cabecista, pierde porque pierde.

A %d blogueros les gusta esto: