POR José Inés Figueroa Vitela

La visita, de regreso a Tamaulipas, del Presidente de la República, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR ya fue confirmada.

Y como lo dijo ahora que estuvo en Madero el domingo, no viene solo; se va a traer si no a todo, a buena parte del gabinete, para que vengan a ver de qué manera van a apoyar al Gobernador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, para generar las respuestas que los tamaulipecos están esperando.

Ya sabe: el desfalco en las finanzas, el saqueo en las dependencias, la simulación en las obras, el descomunal endeudamiento público con los bancos, a los proveedores y hasta la plantilla burocrática.

En el colmo de la desverguenza y el cinismo, un puñado de diputados locales panistas, quisieron ayer defender al impresentable gobierno que se fue, pretendiendo ofender por añadidura la inteligencia de los ciudadanos.

Hicieron una maraña de cuentas falsas, para decir estúpidamente que el gobierno estatal panista fue el que menos endeudó al estado; no sólo es el que mas ha endeudado; además es el que menos obra ha hecho y el que más ha robado.

No hay una sola dependencia que se haya salvado del saqueo panista, lo cual está más que documentado y es del dominio público.

Si hasta a los subalternos les pedían “moche” de sus emolumentos, no nos imaginamos, porque es público y notorio, cuánto se llevaron de cada partida que sustrajeron de los recursos públicos, con pretexto de compras y acciones jamás ejecutadas.

Cuando estén ante el juez, a ver si seguirán repitiendo eso, empezando por el tal diputado FERNANDEZ, que encabezó las mentiras sobre el ejercicio pasado y de suyo tiene una demanda por desvíos de 90 millones de pesos cuando tituló el deporte.

Solo la rapacidad de la banda que asaltó el poder bajo las siglas del PAN el pasado sexenio, pudo dejar las cajas en ceros y el ejercicio presupuestal para cerrar el año diezmado, sin que se note una sola obra o servicio que justifique el desfalco.

Por eso, el anuncio de que el Presidente LÓPEZ OBRADOR viene, la semana que entra con todo su gabinete a rescatar a Tamaulipas, de la destrucción heredada del gobierno panista, suena a música en los oídos de los tamaulipecos.

A saber, estará en Victoria capital los días jueves 20 y viernes 21, pronunciando desde acá su conferencia de prensa mañanera, y sosteniendo distintas reuniones de trabajo y atención pública.

Solo así se ve la luz al final del túnel, en el cierre de este ejercicio anual, del que tocan tres meses al nuevo gobierno y le han dejado maniatado, evidentemente para obstruir el arranque de sus proyectos, pero no se les va a a hacer.

Al Movimienro de Regeneración Nacional todavía les va a faltar, para poder enderezar el barco, de menos, darle una capacitada o concientización a sus diputados, que siguen haciendo el ridículo y restando, en la Cámara Local.

Cuando tenían la bota en el cuello de quien anda huyendo ahora, tenían una excusa, pero que los del PAN los sigan ningunando y evidenciando como torpes e ignorantes, mueve a otras expresiones desde el respetable.

Se la pasaron quejándose de que el PAN por sus pistolas les había arrebatado el control de las Comisiones Legislativas y ayer votaron entusiastamente, de manera uńanime, porque al dirigente de los azules, un tipo además ignorante y sin talentos, asumiera la Presidencia, secretaría y vocalías de las principales comisiones.

Ya se sabe que siguen sin lograr la mayoría de votos, pero por lo menos, no deberían andar avalando lo que hasta llevaron a tribunales.

El tal CACHORRO CANTÚ, a su llegada al Palacio Legislativo declaró que ayer mismo iba a México capital a ver lo de la nominación al Senado, para lo que ya había recibido instrucciones de su ex jefe, de que “él va a resolver”.

E insistió que él y su familia comieron con el prófugo en el rancho de este, tres días después de que se tiene registrada su huida y tres antes de que se emitiera la nueva orden de aprehensión.

Si esto o aquello no significa complicidad -mantener comunicación y coordinación con un prófugo de la justicia-, no sé qué lo será.

En el mismo Palacio Legislativo, ayer hizo su aparición el alcalde reynosense, CARLOS PEÑA ORTIZ, quien iba a cabildear lo del incremento a los cobros prediales, entre otros temas, dijo.

Igual a los reporteros les declaró que tanto las denuncias, por él presentadas contra los panistas que pretendías tenderle la cama, como las que los del PAN Gobierno le enderezaron antes, siguen su curso, no avanzan, pero tampoco se cierran.

Entre todo, lo sobresalinte es que se le ve tranquilo, suprando los sustos que repetidamente le sacaron los cabecistas.

Otro alcalde “morenista” que ayer andaba en Victoria capital, pero en el palacio de gobierno estatal, fue el maderense ADRIÁN OSEGUERA KERNION, quien a diferencia del MAKITO reynosense y LALO GATTAS de Victoria, él nunca se escondió.

Cuando la persecución panista, el prefirió dar la cara y sumarse al verdugo, atendiendo todos los requerimientos que le hicieron y fue la causa de que los votos de los tamaulipecos del año pasado, para conformar la legislatura, se echaran a la basura.

Aunque hubo alguna otro incidencia, fue a él precisamente a quien se responsabilizó de que MORENA perdiera la mayoría en el congreso y con ello, las comisiones, las reformas transformadoras, para dar paso a las que significaron despojo e impunidad.

Lo menos que se espera ahora es que enmiende y si no mandó a sus diputadas afines a sumarse al PAN -concediendo-, por lo menos sea capaz de regresarlas al huacal, para que se reinstaure la legalidad, el orden institucional y el mandato de las urnas.

Hasta ayer no lo había hecho, porque en la sesión semanal, “las suyas” siguieron votando con él PAN y lanzando chifletas a las morenistas.

Mientras MORENA no recupere la supremasía legislativa, no solo no podrán remontar las aberraciones legislativas del pan-cabecismo; además, los delincuentes incrustados en el gobierno con pase trans-sexenal, seguirán haciendo alarde de impunidad.

Sí, desde el primero de octubre andan “muy seditas”, con las orejas gachas y la cola entre las patas, pero en la primera oportunidad, si los dejan, darán otra vez la puñalada trapera, atendiendo los intereses de quien sigue siendo su verdadero patrón; el que ahí los puso y los sostiene.

Así, modositos, fue como ayer siguieron en el congreso sacando mayorías y unanimidades, además presenetándose como los paladines del pueblo, recetando iniciativas para que el gobierno morenista haga todo y no cobre impuestos.

Si hasta las cuotas que cobran los delincuentes están inspiradas en la doble tributación inventada por los panistas en Reynosa.

El riesgo que se corre es que hasta los morenistas voten a favor de aquello, o mantengan su mayoría “para sacarlas”.

Que no sea por mucho tiempo.

Gran entusiasmo causó ayer en redes sociales una nota donde se daba por consumada la liberación del exgobernador EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES, el primer preso político del gobierno panista.

El delincuente que lo encerró con acusaciones falsas, sigue libre y aunque hay confianza en que pronto se haga verdadera justicia, aún no se consuma la liberación de EUGENIO.

No hay derecho.

A %d blogueros les gusta esto: