Atlanta vio terminar su reinado al perder 8-3 frente a Fiadelfia en el cuarto juego; en tanto que Houston barrió a Seattle al vencer 1-0 en el tercero, que se fue a 18 entradas

Los Filis de Filadelfia se impusieron el sábado en su serie divisional a los Bravos de Atlanta, vigentes campeones de Grandes Ligas, mientras los Astros avanzaron con triunfo récord ante los Marineros y los Guardianes quedaron a una victoria de eliminar a los Yankees.

Los Astros de Houston vencieron 1-0 a los Marineros de Seattle después de casi seis horas y media de partido, el primero de la historia de playoffs en la que ningún equipo anotó hasta la entrada 18, cuando el novato dominicano Jeremy Peña logró un providencial jonrón.

La franquicia texana, que clasificó por un global de 3 juegos a 0, disputará su sexta serie de campeonato consecutiva frente a los Yankees de Nueva York o los Guardianes de Cleveland, que lideran la eliminatoria 2-1 gracias al trepidante triunfo 6-5 que lograron el sábado con una espectacular remontada en la última entrada.

Los Filis, por su parte, vencieron 8-3 a los Bravos y les destronaron por un marcador global de 3 juegos a 1. Ahora competirán contra los Padres de San Diego por un puesto en la Serie Mundial.

«Qué oportunidad», subrayó Bryce Harper, autor de uno de los tres jonrones del sábado de los Filis. «Hay que ganar a los campeones para ser uno de ellos».

Otra de las grandes figuras del juego fue el estadounidense J.T. Realmuto, de los Filis, quien se convirtió en el primer receptor en batear un cuadrangular dentro del parque en la historia de los playoffs.

La novena de Filadelfia, que no competía en postemporada desde 2011, jugó su última serie de campeonato en 2010, cuando cayó con los Gigantes de San Francisco.

Los Bravos, por su parte, vieron esfumarse muy temprano sus ilusiones de ser los primeros en revalidar el título desde que lo hicieron los Yankees entre 1998 y 2000.

Diecisiete entradas sin anotar

En Seattle, los lanzadores relevistas de los Astros y los Marineros dieron una exhibición frente a los bateadores impidiéndoles inaugurar el marcador durante 17 entradas, récord de los playoffs de Grandes Ligas.

La marca de 42 ponches que se registraron durante las más de seis horas de juego tampoco se había visto hasta ahora en un juego de postemporada.

El dominicano Jeremy Peña logró el cuadrangular decisivo en el decimoctavo ‘inning’ y llevó la decepción a las todavía abarrotadas gradas del T-Mobile Park (47 mil espectadores).

El novato de 25 años envió una bola rápida del relevista Penn Murfee por encima del muro del jardín central para lograr la única anotación del día.

Los Astros, campeones en 2017 y finalistas en 2019 y 2021, esperan ahora rival de la eliminatoria entre los Guardianes y los Yankees, que se encuentran entre la espada y la pared tras dejar escapar el triunfo este sábado en la última entrada.

Los Guardianes toman ventaja frente a los Yankees

El equipo de Nueva York, que sumó tres jonrones a cargo de su estrella Aaron Judge, Harrison Bader y el venezolano Oswaldo Cabrera, tenía una ventaja de 3-5 cuando los bateadores de Cleveland saltaron al campo para la parte baja de la novena entrada.

Los Guardianes se acercaron primero con una anotación de Myles Straw tras un sencillo del dominicano Amed Rosario al jardín izquierdo y culminaron la remontada gracias a Óscar González, otro novato dominicano.

González se convirtió en el héroe de la noche en Cleveland al conectar otro sencillo al jardín central que permitió que Rosario y Steven Kwan anotaran las dos carreras que daban el triunfo a los locales.

«Solo quería poner la bola en juego. Gracias a Dios conseguí el resultado. Luego solo esperaba que los muchachos anotaran y celebrar», se felicitó González.

Los Guardianes tendrán su primera oportunidad de clasificar el domingo en el cuarto partido de la serie, que se celebrará también en su estadio.

A %d blogueros les gusta esto: