• Cuando finalizó el partido de la Liga MX, los Tuzos compartieron un video donde se observa al jugador de Monterrey acercarse a donde atendían a su rival

Ciudad de México.- La semifinal de la Liga MX entre Pachuca y Monterrey terminó ayer 5-2 a favor de los Tuzos, aunque dejó una lección.

El rayado Erick Aguirre le propinó una patada en el abdomen a Marino Hinestroza, de los Tuzos, por lo que ninguno pudo terminar el encuentro. Erick se fue expulsado y Marino fue atendido por el cuerpo médico.

Cuando finalizó el partido, los Tuzos compartieron un video donde se observa a Aguirre ir a ofrecerle disculpas a Hinestroza, quien se encontraba en la camilla.

«¿Cómo está?», le pregunta Erick, a lo que Marino le responde, «Bien hermano. Tranquilo que son cosas que pasan».

«Una disculpa, ustedes me conocen saben que no soy mala persona, una disculpa y ojalá no sea nada grave. Cualquier cosa, vamos a estar en contacto».

Hinestroza finaliza, «Sí hermano, tranquilo, gracias».

Al terminar de expresar sus disculpas, Erick Aguirre y se abrazan en muestra de compañerismo. Todo frente a la esposa y padre del jugador de Pachuca.

A %d blogueros les gusta esto: