POR José Ines Figueroa Vitela

El Gobernador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, ayer llamó a pleno de su gabinete para ponerse de acuerdo.

La instrucción es aprovechar en todo lo que vale, la disposición del Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, expresada aquí en las vísperas, por concurrir con las mayores aspiraciones de los tamaulipecos.

Si de manera directa e in situ, el Primer Mandatario ya instruyó a sus colaboradores a acompañar los planteamientos de AMÉRICO en nombre de su pueblo, con ideas vanguardistas y viables, es hora de no dejar temas sueltos.

La coincidencia es que, como nunca, lo que acá se haga va a repercutir en favor de todos los mexicanos, en materia de soberanía energética y alimentaria, áreas estratégicas del gran proyecto nacional obradorista.

Andar juntos y sin demoras, es la intención.

Aparte, los rescoldos del sexenio pasado, de triste memoria, siguen haciendo mella en el aqui y ahora con absoluta impunidad, pero no será por mucho tiempo.

Ayer fue el Secretario del Ayuntamiento victorense, HUGO RESÉNDEZ, quien salió a dictar una conferencia de prensa, para declarar que jueces y magistrados, en confabulación con la fiscalía, siguen obstruyendo su regreso al cargo, recibiendo instrucciones del prófugo de la justicia.

Muy al estilo del que ya se fue, los que dejó siguen operando, negándole sus derechos jurídicos, a pesar de la clara fabricación del expediente, intentando hechos que no se sostienen por la Si Poe lógica, ya no digamos por alguna prueba.

Todo sucedió a la vista de muchos testigos, incluidos los medios de comunicación, cuando unos policías, vestidos de civiles y diciéndose estudiantes, entraron armados a la Presidencia municipal, actuando de manera sospechosa, provocativa.

Quienes los detuvieron fueron agentes adscritos al área de tránsito, vialidad y seguridad, dependientes del estado, pero fiscal y juez se fueron contra el Secretario del ayuntamiento, como instrumento de presión al alcalde.

El abogado, hijo del exalcalde TITO, se lamenta mucho -y mucho lo harán, los demás perseguidos del pasado régimen-, que aún cuando su patrón completa tres semanas de haber dejado el cargo, los acólitos que dejó permanecen lastimando a los ciudadanos que aquel escogió como adversarios y/o víctimas.

Una estructura delincuencial incrustada en la Fiscalía y dentro de la judicatura, prolonga de manera impune la manipulación de las leyes y la Carta Magna, como instrumento de persecución y coerción política, económica y social.

Lo dijo el Presidente, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, en torno de la calificación de la elección de junio en Tamaulipas:

“Si yo sufrí en carne propia el insulto, la denostación y el fraude electoral repetidamente, ahora que estoy al frente de las instituciones, no me voy a cruzar de brazos, no me voy a quedar callado”.

Lo dirá, seguramente, en su momento, el Gobernador Constitucional del estado, AMÉRICO VILLARREAL ANAYA y no solamente porque igual fue victima de los infundios, el insulto y la persecución por el aparato “de justicia” con la idea de mermar su proyección política.

Lo hará, porque, como también el Presidente AMLO lo ha observado de manera puntual repetidamente: es un hombre honesto, justo y justiciero.

Esa pandilla de delincuentes que mantienen asaltada y agrediendo a inocentes, la Fiscalía General de Justicia, el Supremo Tribunal y el Consejo de la Judicatura, que ya tienen el rechazo y condena del pueblo tamaulipeco, inexorablemente pagarán el precio de sus delitos.

De las enseñanzas dejadas por el PEJE Presidente a su paso por Tamaulipas, igual quedó la sentencia de que “esos funcionarios deberían de renunciar”, cuando le preguntaron por los fiscales transexenales protagonistas del delito.

Quien tuvo oídos, esuchó; quien se hizo el sordo o le hace al loco, júrelo, va a pagar las consecuencias.

Que sea más temprano que tarde.

En el Congreso Local también las rémoras del pasado insultante, siguen haciendo de las suyas; en su caso, a la diputación morenista le ha faltado accionar para, por lo menos, mantenerlos en la denigrante condición que les corresponde.

Cada que cometen una fechoría los emisarios y arietes del vergonzoso panismo cabecista, sus pares de MORENA ponen el grito en el cielo, pero en seguida, cuando hacen la típica gracejada que les manda el manual perverso, estos aplauden como focas.

La ofensa de los diputados panistas, de no haber asistido -como si lo han hecho otras legislaturas locales en pleno en diferentes estados-, al encuentro con el Secretario de Gobernación ADÁN AUGUSTO LÓPEZ, para explicar la reforma constitucional en materia de seguridad y participación del ejército, la olvidaron pronto los morenistas.

Para la sesión plenaria del miércoles, a carcajada abierta, se pusieron a hacerle de “chicas del coro” al coordinador de la bancada panista y Presidente impugnado -por ellos- del órgano de gobierno del Congreso, FELIX FERNANDO “El Moyo” GARCIA AGUIAR.

Total, el titular del ala política del gobierno central morenista ya se había ido, y ahora había que hacerle el cuadro al del PAN, para que se luciera con la celebración del natalicio del cantautor altamirense, CUCO SÁNCHEZ.

Sí, el paisano -que ni culpa tendrá claro-, de las diputadas que usaron las siglas de MORENA para llegar a la curul y enseguida, se la endosaron al gobierno panista, a quienes se mantienen replegados.

Por supuesto, el PAN va a seguir mandando en el Congreso, mientras le permitan seguir usurpando la Presidencia de la Junta de Coordinación Política, y por consecuencia, el resto de los infiltrados seguirán haciendo daño sintiéndose impunes.

Hay muertos que no hacen ruido, Llorona… y en más triste su pena.

Habrá quienes desesperen por la prolongación de todos los males, representados por el PAN, contra los que votaron el 5 de junio, pero hay procesos que deben cumplirse y es en la etapa que nos encontramos.

El entramado corrupto y corruptor infiltrado en las instancias jurisdiccionales debe cortarse de tajo; el cinismo adoptado por los delincuentes togados, está dando la razón para pasar a la siguiente etapa.

De esas sinrazones, se viste la posición adoptada por el titular de Desarrollo Económico del municipio de Madero, RAMÓN GÓMEZ NARVÁEZ, quien operó a favor de la causa panista en la pasada elección y ahora quiere que MORENAle cumpla, lo que jura, aquellos le prometieron.

Aparte de las trabas que ha puesto a inversionistas interesados en aterrizar sus capitales allá, en el pueblo se dice, anda organizando protestas en contra de la titular estatal del ramo, NINFA DEANDAR, con la local idea que puede derrocarla.

Soñó que el TRUKO lo iba a hacer funcionario estatal, cuando le dijo que “ya le tocaba a alguien del sur” y ahora piensa, que AMÉRICO VILLARREAL le extenderá la concesión, en cuanto desacredite a la titular de su fantasmagórico objetivo.

De que los hay, los hay.

A %d blogueros les gusta esto: