POR José Inés Figueroa Vitela

El procedimiento para desconocer el otorgamiento de fiats notariales a granel, como monedas de cambio, en el cierre del obscuro sexenio que pasó, es otro grano de arena en la playa de la legalidad que asoma a un nuevo orden.

La argumentación de “esposo de diputada”, para asignarle la notaría a ALFREDO TREVIÑO SALINAS, pudo haber sido el más burdo y motivo de la primera cancelación, pero no fue el único que resultará improcedente.

Solo ese caso, precisa, entre otros delitos, tráfico de influencias en el que estaría involucrado desde el tal CABEZA, hasta su último Secretario General de Gobierno GERARDO PEÑA FLORES y por supuesto, la diputada consorte, MYRNA FLORES.

Entre los otros 27 casos, del último paquete entregado por el exgobernador de cuyo nombre prefiero no acordarme, van otros familiares de funcionarios de los tres poderes del estado, de empresarios y profesionistas de dudosa reputación.

Pero más allá de las individuales motivaciones, el hecho es que en la soberbia y desprecio por las leyes -ya no digamos por elemental sentido de justicia-, característico del sexenio pasado, se incumplieron los requisitos para las asignaciones.

Que se cancelen todas, o de menos la mayoría de las notarías, entregadas a cambio de cochupos, de complicidades, de impunidad, donde las víctimas siempre fueron los ciudadanos, sus derechos, su integridad y su patrimonio, es otro acto de justicia.

Así como los tamaulipecos hemos celebrado las denuncias, la ficha roja, la pérdida de la mayoría usurpada por el PAN en el Congreso Local, los autos de libertad a favor de EUGENIO, ahora hay fiesta por la cancelación de la notarías endosadas irregularmente.

Hay aun mucho por corregir y sancionar, de los tantísimos entuertos heredados por el pasado gobierno estatal, pero los primeros pasos ya se están consumando y hablan de que no habrá perdón, ni impunidad.

Por eso votaron los tamaulipecos el pasado cinco de junio de este año, cuando se renovó la gubernatura, y el seis de junio del año pasado, cuando debió renovarse el congreso local con mayoría morenista.

Los operadores y beneficiarios de la ilegalidad, en el usufructo de tales privilegios torcidos, deberían estar ya, de motu propio, reintegrándolos al interés público y renunciando a las prebendas ilegales.

 Solo eso les reivindicará en su entorno familiar y de amistades; ante la sociedad, hacerlo, igual les librará del escarnio y la condena pública.

Lo que les corresponde en derecho, en derecho deben recibirlo; se acabó lo chueco, lo torcido dentro del poder público, ha advertido el Gobernador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA y todavía hay quienes no toman nota.

Rescoldos del panismo-cabecismo, que se mantienen agazapados en las instituciones públicas del Estado; quienes siguen de ese origen buscando grietas por donde colarse luego que se les cerró la puerta y algunos de los que de plano quedaron fuera, no han dejado de prestar servicios a sus patrones de antaño.

Lo hacen de manera soterrada pero a nadie engañan; a todos les llegará su tiempo, más temprano que tarde.

A la luz de las nuevas campañas –si se dan-, para la renovación del escaño en la Cámara Alta, que quedó acéfalo tras la lamentable muerte del Senador FAUSTINO LÓPEZ, tendrán que orear de nuevo su rostro perverso.

Algunos, de hecho, ya lo andan haciendo por esa “necesidad”, aunque cada vez se escuchan más voces demandando que el año y medio, que quedará de la gestión senatorial, para cuando se consume la elección, será mejor que se quede vacío el escaño.

Es decir, que no hay necesidad de convocar, hacer procesos internos y elección constitucional, con todo lo que cuestan las promociones, organización, activación de la estructura electoral, insumos para la emisión del voto, para lo que queda del sexenio.

“Mejor que así se quede”, insisten los más cuerdos.

Para los mismos panistas, ir a una contienda constitucional, medio año después de su derrota, ya no estando en el poder y sin el acompañamiento del PRI, con todos los instrumentos coercitivos que ejerció, lo pone en riesgo de evidenciar su pobre realidad.

Si MORENA ganó hace casi cinco meses con fracción arriba del 50 por ciento de los votos válidos emitidos, la más reciente medición, en el primer mes de la gestión gubernamental, ya ponen a AMÉRICO con el 66 por ciento de aprobación ciudadana.

Eso es crecimiento y no es menor, pero además, es endosable a las causas que en el corto plazo emprendiera su partido en el terruño.

Por eso se dice, y se dice bien, que lo más conveniente, para todos los actores políticos y para los ciudadanos mismos, que al final del día son quienes pagan con sus impuestos los oficios públicos, se deje el escaño vacío, a la memoria del finado Senador.

En la propia Cámara Alta ya habrán tomado nota de ello y estarán considerándolo, porque los plazos fatales se han cumplido, sin que se haya ordenado iniciar el procedimiento.

¿Se puede Reynosa?, parece estar preguntando, al estilo del hoy gobernador, el empresario de aquellas tierras y exdiputado local, RIGO RAMOS ORDOÑEZ, ahora que ha retomado las jornadas sociales a lo largo y ancho de su municipio.

No es un secreto que el exlegislador morenista quiere ser alcalde de su municipio, como lo intentó en la pasada elección, bajo la misma bandera que lo llevó al Congreso Local.

Ahora será el primero que, a un año de iniciar el proceso electoral y dos que se consume la elección, ande en pleno activismo, llevando apoyos sociales a los sectores más necesitados, además, sin patrocinios; de su peculio.

Atiende desde solicitudes de aparatos ortopédicos y sillas de ruedas, hasta despensas y medicamentos a familias en situación vulnerable, así como artículos deportivos e insumos higiénicos para escuelas públicas.

Se propuso llevar apoyos a alumnos y padres de familia de 300 escuelas primarias y ya está camino de lograrlo.

“¡Claro que se puede!”, le responden, como lo hicieron antes con AMÉRICO, por donde va pasando.

Él, no ha decidido por qué partido se postulará a la Presidencia Municipal, o si lo hará de manera independiente, pero de que quier, quiere, y se prepara para ello con toda la anticipación necesaria, y más.

El Gobernador, en entevista, reveló que ya entabló pláticas con la Comisión Nacional del Agua, para que se hagan los trasvaces en Nuevo León y Chihuahua, de las respectivas presas, para cumplir con las cuotas que corresponden a Tamaulipas.

Al tiempo, especialistas venidos de fuera, abonan a la proyección agrícola estatal, ahora en lo que hace a la siembra y cultivo del maiz, para incrementar su productividad y regresar al estado el título de granero nacional.

El crecimiento de Tamaulipas, ya está indexado al crecimiento nacional y viceversa.

Con Voluntad y Trabajo.

A %d blogueros les gusta esto: