• «Vacaciones dignas» es un beneficio para los trabajadores en el sector formal; más de la mitad de la población ocupada quedaría excluida del beneficio

Ciudad de México.- «Vacaciones dignas», el concepto que ha invadido a las redes sociales y se ha convertido en el tema reciente de discusión política en México, luego de la reforma que el Senado de la República hizo a la Ley Federal del Trabajo el pasado jueves 3 de noviembre, en la que se amplió de 6 a 12 días el periodo vacacional a trabajadores que cumplan el primer año de antigüedad en su empleo.

Así, la discusión sobre el provecho de la propuesta de «vacaciones dignas» para millones de trabajadores mexicanos es el foco de atención por estos días.

Por ejemplo, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) analizó el dictamen en materia de «vacaciones dignas» y senaló:

«Esta iniciativa impulsa mejoras en las condiciones laborales y puede propiciar el aumento de la productividad laboral. Sin embargo, hay que tener en cuenta que más de la mitad de la población ocupada quedaría excluida del beneficio, pues trabaja en condición de informalidad, sin acceso a prestaciones laborales».

«Vacaciones dignas»: ¿Quiénes se beneficiarán realmente de ellas?

El proyecto de decreto, que se remitió a la Cámara de Diputados, señala que se aumentarán dos días de vacaciones al año, hasta llegar a 20 días de descanso obligatorio, y a partir del sexto año de antigüedad, se incrementará en dos días por cada cinco años de servicios.

No te pierdas: Así aplicarán las «vacaciones dignas» para empleados con antigüedad laboral

De ser aprobada, señala el IMCO, «la reforma tiene sus limitaciones, ya que no permearía en todo el mercado laboral. La propuesta implica un cambio a las prestaciones establecidas en la LFT y beneficiaría a quienes se emplean en la formalidad. Al segundo trimestre de 2022, se registraron 57.4 millones de trabajadores, de los cuales 44% se emplean de manera formal y tienen acceso a prestaciones laborales, como las vacaciones pagadas. El resto trabaja en la informalidad y la propuesta no implicaría ningún cambio en sus condiciones laborales».

«Con el objetivo de mejorar las condiciones laborales y propiciar el aumento de la productividad laboral, sin desincentivar la generación de empleo formal, el IMCO propone que el incremento en los días de vacaciones pagados se acompañe de medidas adicionales, como reducir otros costos de la formalidad para las empresas y la inversión en desarrollo de habilidades para fortalecer el talento. Aún más, se debe mejorar la calidad del empleo en la formalidad por medio de la implementación de políticas vida-trabajo, que incluyan horarios flexibles y permisos de paternidad», agregó el IMCO.

«Vacaciones dignas»: ¿Qué pasará con los empleados que ya tienen antigüedad laboral?

El incremento de días de vacaciones será aplicable para los trabajadores con base en el número de años de servicio, siempre y cuando el nuevo cálculo beneficie al trabajador.

Cabe destacar que, el dictamen establece que el decreto entrará en vigor el 1 de enero de 2023 o al día siguiente de su publicación, si esta fuera en el 2023. Mientras que las modificaciones de este decreto serán aplicables a los contratos individuales o colectivos de trabajo vigentes a la fecha de su entrada en vigor, cualquiera que sea su forma o denominación, siempre que resulten más favorables a los derechos de las personas trabajadoras.

A %d blogueros les gusta esto: