• Miembros de la oposición llaman a mantenerse en bloque ante la presión oficialista

Ciudad de México.- El dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a nivel nacional, Alejandro Moreno, aseguró que esa fuerza política está firme en rechazar la iniciativa de reforma electoral del Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Anteriormente, el PRI había apoyado a Morena para extender la presencia del Ejército en labores de seguridad pública.

“Se los digo para que no haya suspicacias: el PRI va a votar en contra de cualquier iniciativa de reforma que lastime la autonomía, que debilite al Instituto Nacional Electoral (INE) o al Tribunal Federal Electoral”, afirmó “Alito” en conferencia de prensa.

Destacó que el PRI y el resto de los partidos, con excepción de Movimiento Ciudadano (MC), participan en un grupo que analiza más de 100 iniciativas que existen en materia electoral, pero advirtió que una reforma constitucional tiene que salir obligadamente por consenso.

“El voto (del PRI) es en contra de lo estructural, de lo formal, de lo que lastime la autonomía, debilite al órgano electoral y rompa el régimen democrático. En el PRI jamás votaremos nada de eso”, insistió.

Por otra parte, ante las marchas del domingo en una treintena de ciudades para exigir un freno a la reforma electoral, ayer el Presidente López Obrador minimizó los reclamos.

“Los que se manifestaron lo hicieron a favor de la corrupción, del racismo, del clasismo, de la discriminación”, dijo.

Necesario el PRI para aprobar reforma electoral

Para concretar la aprobación de la reforma electoral que impulsa el Presidente Andrés Manuel López Obrador, Morena y sus aliados requieren alcanzar 334 votos de los 500 posibles en la Cámara de Diputados y actualmente cuenta con 276 legisladores en el bloque oficialista; por lo que necesita al menos 58 votos del bloque opositor.

Ante los señalamientos de que el PRI podría negociar la reforma, su dirigente nacional, Alejandro Moreno Cárdenas, aseguró que su partido está firme en rechazar la iniciativa; sostuvo que lastima la autonomía de la autoridad electoral y debilita al Instituto Nacional Electoral (INE) y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

“Se los digo para que no haya suspicacias: está claro, el PRI va a votar en contra de cualquier iniciativa de reforma que lastime la autonomía, que debilite al Instituto Nacional Electoral o al Tribunal Federal Electoral.

Hace unos días, el secretario de gobernación, Adán Augusto López, afirmó que hay un grupo de trabajo, en el que participan diputados priistas, para construir la reforma electoral. “Sí hay conversación en aras de construir una reforma electoral, que tiene como base la iniciativa que envió el presidente, pero hay como 40 iniciativas más de los diversos grupos parlamentarios presentadas respecto al tema electoral”.

Especialistas subrayaron que será clave el papel de los diputados priistas y los efectos de una posible división para frenar o que avance la enmienda.

“La posición del PRI va a ser clave porque es el partido bisagra que puede dar el sí o no para que este tipo de reformas pasen. En el tema de la reforma por la militarización, ya vimos que el PRI está dividido; así que está de pronóstico reservado”, comentó el académico Jorge Rocha.

Por su parte, Claudio X González Guajardo, de Sí por México, espera que el PRI se mantenga en contra de la desaparición del INE y resista la presión. “La iniciativa del presidente pretende cooptar al Instituto y convertirlo en comparsa. Confiamos en que el PRI sepa defender la democracia, las libertades y al Instituto.

Minimiza AMLO la megamarcha

El Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), calificó la marcha en contra de la reforma del Instituto Nacional Electoral (INE) como un “striptease” político del conservadurismo en México. Argumentó que la supuesta agresión al INE no tiene fundamento y sostuvo que su iniciativa busca fortalecer la democracia y protegerla, porque todavía hay riesgos de fraudes electorales.

“Lo del INE fue una excusa, una bandera, pero en el fondo los que se manifestaron, lo hicieron en contra de la transformación que se está llevando en el país”.

El titular del Poder Ejecutivo Federal calculó que en la marcha participaron alrededor de 60 mil personas, cifra superior a lo anunciado por las autoridades de la Ciudad de México; consideró que no acudieron al Zócalo porque no hubiesen llenado “ni la mitad” de la plancha de la Plaza de la Constitución.

Guía
Mayoría calificada, la clave para que avance el proyecto
¿Qué es la mayoría calificada?

Es la que exige un porcentaje especial de votación. En el Congreso mexicano corresponde a las dos terceras partes, cuando menos, de legisladores que se encuentran presentes en el salón de plenos al momento de tomar una decisión o realizar una votación. En general, se considera mayoría calificada a aquella donde se exigen porcentajes especiales de votación, como dos tercios o tres cuartas partes del número total de votos.

¿Con cuántos votos se alcanza mayoría calificada?

Considerando que la Cámara de Diputados está integrada por 500 legisladores, se requieren 334 votos para alcanzar una mayoría calificada -o un número menor, según el total de asistentes a la sesión-; en la Cámara de Senadores se requerirían 85 de 128 legisladores para lograr dicha mayoría, variando el número en función de los senadores presentes en la sesión.

¿Qué implica la mayoría calificada?

Esta mayoría implica la necesidad de ampliar el consenso entre las fuerzas políticas integrantes, que vayan más allá de la simple mitad más uno de los votantes, sobre todo cuando se trate de determinadas reformas legales o asuntos trascendentes, donde se requiera por su importancia un apoyo considerable de los parlamentarios.

Piden vigilar próximos relevos en el INE
En caso de que la reforma electoral del presidente Andrés Manuel López Obrador no se concrete, el INE tendrá cambio de cuatro consejeros cuyos nombramientos terminan su periodo en el mes de abril del 2023.

De mantenerse el INE con su estructura actual, el próximo año se deberá sustituir al actual consejero presidente Lorenzo Córdoba; además de los consejeros Ciro Murayama, Adriana Margarita Favela Herrera y José Roberto Ruiz Saldaña; a quienes vence el nombramiento.

El expresidente del IFE, Luis Carlos Ugalde Ramírez, advirtió que esta situación abre el riesgo de que el gobierno utilice ese proceso para debilitar a la autoridad electoral y busque colocar a perfiles ligados con el presidente López Obrador. Planteó que otro escenario es que se le dé largas al proceso para obligar a que el Instituto opere con sólo siete de once consejeros.

“Tengo la percepción que, en esta selección de consejeros, Morena va a querer forzar la inclusión de algunos que tengan más carácter de militantes o activistas, puesto que el presidente ha dicho que no se vale ser neutral en eso de la política transformadora”, comentó.

Además, el año próximo cumplen su periodo dos magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Actualmente están pendientes los nombramientos de al menos cinco magistraturas más en las salas regionales.

A %d blogueros les gusta esto: