• El mexicano deja atrás la polémica para enfocarse en el GP de Abu Dhabi, que se corre este fin de semana

Ciudad de México.- El mexicano Sergio «Checo» Pérez (Red Bull) dejó «atrás» la polémica con su compañero de equipo, el neerlandés Max Verstappen, en el Gran Premio de Brasil, donde el campeón del mundo no aceptó la orden que le dieron por radio para dejar pasar al tapatío.

«Me siento genial. Lo que pasó en Brasil quedó atrás y seguimos adelante», dijo Pérez en declaraciones que recoge la web oficial de la Fórmula 1.

El mexicano es tercero en el mundial de pilotos con los mismos puntos, pero menos victorias, que el monegasco Charles Leclerc (Ferrari), al que habría superado si Verstappen le hubiera dejado pasar en Interlagos.

«Hablamos y todo lo que hemos hablado quedará dentro del equipo. Todo ha quedado claro y ahora es el momento de mirar hacia adelante. Tenemos una carrera más este fin de semana y quiero hacerlo bien», declaró Pérez, en referencia al GP de Abu Dhabi.

El piloto de Red Bull se mostró «bastante confiado» respecto a sus posibilidades de acabar la temporada en la segunda posición y, con ese objetivo, empujará «tanto como sea posible».

A %d blogueros les gusta esto: