POR GRICELDA GUERRA ROMERO 

Concluye la semana con la noticia que será este domingo cuando se realice el trasvase de agua de la Presa El Cuchillo, a la presa Marte R. Gómez, según el acuerdo pactado entre Tamaulipas y Nuevo León, que fue atestiguado por el mismísimo Adán Augusto López secretario de Gobernación, con el que se garantizara el trasvase de 200 millones de metros cúbicos de agua, lo que fue música para los oídos de los hombres del campo del distrito de Riego 026, lo que les permitirá garantizar sus periodos de siembra. 

Con lo que les dará tranquilidad, luego de la polémica que generara el chico fosfo fosfo de Samuel García, quien siendo candidato de Movimiento Ciudadano, una de sus banderas políticas fue precisamente  la propuesta para cancelar el convenio de Nuevo León con Tamaulipas, para el trasvase de agua de la presa El Cuchillo, declaración que genero una ola de reacciones en ambos estados, pero que al ganar la gubernatura comenzó a hacer ruido en su estado vecino, y más tras las declaraciones de Samuel García que este año ya no cederían agua de la presa El Cuchillo al campo de Tamaulipas, ya que esa agua seria destinada para el consumo humano en la sultana del norte. 

Pero como no le corresponde al mandatario fosfo fosfo decidir, y como ya lo dijo el gobernador de Tamaulipas Américo Villarreal este tema no está sujeto a negociación, es que este vienes en palacio de gobierno, y ante la ausencia del gobernador Samuel García, aun y cuando ya se había confirmado su asistencia, por parte de su departamento de comunicación, pues de última hora se canceló su visita enviando a un representante, pese a la importancia del evento, es que se da este acuerdo para el trasvase de los 200 millones de metros cúbicos para el riego de las zonas agrícolas de Tamaulipas, teniendo ante la presencia del Secretario de Gobernación Adán Augusto López, pero para llegar a tal acuerdo se tuvieron que trabajar 3 meses para evitar que las pasiones se desbordaran y empezara una disputa por el agua. Pero no quiere decir que las cosas quedaran ahí, sino que ambos gobiernos deberán trabajar en proyectos regionales, así como en un Plan Maestro de largo alcance para garantizar el suministro de agua para ambos estados. 

Por cierto, que mal se vio el gobernador de Nuevo León Samuel García, al declararse ganador al lograr reducir la cantidad de agua otorgada a Tamaulipas, como un muchachito inmaduro, caprichoso y berrinchudo, nada más falto que tras las declaraciones le sacara la lengua a los tamaulipecos,  

Ante lo que el gobernador Américo Villarreal le contesto de una manera más diplomática, en el que él se siente también ganador, al ser un acuerdo ganador para el gobierno federal y de las dos entidades. 

Por otro lado, debido a que aun a estas alturas del partido en Matamoros había zonas con encharcamientos, luego de las fuertes lluvias que se registraran el pasado martes, tras la llegada de un frente frio número 10, es que el alcalde interino Alejandro Cerezo Ruiz sostuvo una reunión con el gerente de la Junta de Aguas y Drenaje, Rodolfo Simón Hernández Piña para solicitarle que se le dé celeridad a los trabajos para el desagüe de dichas áreas. 

Pues bien, el alcalde electo está tratando de hacer el mejor papel posible, ante la oportunidad que se le dio para beneficiar a los matamorenses, por lo que el joven edil, estuvo dialogando con el gerente de la JAD, ante reclamos de la ciudadanía que aun están padeciendo las secuelas de las fuertes lluvias. 

Según el reporte entregado por el gerente de la JAD, fueron 90 las colonias afectadas por las lluvias, por lo que al momento se lleva un avance del 40 por ciento con las 7 bombas trabajando, por lo que se espera que los trabajos queden concluidos el próximo domingo, en el que las zonas afectadas quedarían libres de los encharcamientos.  

Para lo que en cuanto concluyan los trabajos y el tiempo lo permita de inicio por parte del ayuntamiento las labores de bacheo, ante las afectaciones registradas por las lluvias. 

A %d blogueros les gusta esto: