Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La detención de un líder delincuencial que estaba generando violencia en Nuevo Laredo, fue la causa de la situación de riesgo que llevó al ejército mexicano y a las fuerzas de seguridad de Tamaulipas a reforzar la vigilancia en ese municipio, afirmó el gobernador Américo Villarreal Anaya en entrevista con medios de comunicación.

El mandatario estatal dijo, que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador ha ordenado que se refuerce la presencia de las fuerzas federales en esa ciudad, para resguardo de la población.

“Estamos apoyando a las fuerzas de seguridad, el mismo presidente está informado de este evento y se ha reforzado la presencia con el ejército en Nuevo Laredo y con equipamiento que garantiza la protección a la ciudadanía, para fortalecer, que nuestra población se sienta resguardada y acompañada de nuestras fuerzas de seguridad”, dijo el gobernador del Estado.

A su arribo a Palacio de Gobierno, el gobernador Américo Villarreal confirmó que se realizó un operativo por parte de las fuerzas federales de seguridad en Nuevo Laredo para detener a uno de los mandos de un grupo delictivo.

“Hubo un operativo de las fuerzas de seguridad para detener a una persona ligada con la delincuencia organizada e hicieron un operativo en tiempo y forma; exitosamente se captura a una pieza más que articula la delincuencia de esa ciudad”, explicó.

“Lamentablemente, hubo una reacción por haber detenido a uno de sus dirigentes y se manifestó a través de estos hechos; afortunadamente tuvimos los horarios y las condiciones en que se dieron y no se generaron pérdidas de vida, ni heridos”, manifestó.

¿Mano firme, gobernador?, lo cuestionó un reportero.
“Mano firme”, respondió.

A %d blogueros les gusta esto: