POR José Inés Figueroa Vitela

Hay muchos motivos para pensar que el profesor ABELARDO IBARRA se perfila a un triunfo holgado, en el proceso interno magisterial para elegir al nuevo dirigente de la sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

En principio, su afinidad con el proceso transformador que vive Tamaulipas, liderado por el gobernador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA.

No es un tema de imposiciones o intromisiones.

La fórmula es tan exacta como las matemáticas e indica que, si el grueso de los maestros estuvo entre el grueso de los ciudadanos, que votaron por la cuarta trasnformación en junio pasado, votarán igual el 9 de diciembre por la evolución gremial.

Eso es lo que representa ABELARDO IBARRA, como líder de esa corriente transformadora entre el magisterio tamaulipeco, con una carrera sindical pulcra que ha sido motivo del reconocimiento del Comité Ejecutivo Nacional y de sus compañeros.

Antítesis, por ejemplo, de lo que por su lado significa NAÏF HAMSHO: la regresión al pasado tortuoso panista, la reinstauración de las viejas prácticas violentas, la tergiversación de las realidades para poner la estructura colectiva al servicio de los apetitos del individuo.

Desde que este candidato apareció en fotografías, sonriente y abrazado al Senador ISMAEL GARCÍA CABEZA DE VACA, hermano del innombrable doméstico, ya se sospechaba de su sujeción a tan perversas corrientes.

La especie se vino a confirmar de la peor manera.

Por un lado, la abierta operación, reviviendo viejas prácticas a manos del mismo Senador CABEZA DE VACA y el excandidato panista a la gubernatura, CESAR “Truco” VERASTEGUI, con llamadas amenazantes, pretendiendo someter a líderes regionales del magisterio para que operen a favor de sus intereses.

Por el otro lado y más público, la integración de la plantilla, donde se incluye a la exalcaldesa panista tampiqueño MAGDALENA PERAZA GUERRA y la ex diputada del PRI que estuvo al servicio del cabecismo, COPYTSI YESENIA HERNÁNDEZ.

¿Alguien todavía duda quién patrocina y para quien pretende trabajar NAIF HAMSHO?

El tercero en discordia, no alcanza a serlo.

ARNULFO RODRÍGUEZ TREVIÑO vio sus glorias de dirigente, cuando pudo romper la secuencia de imposiciones a modo de ELBA ESTHER GORDI.LO y capitalizó la bonanza generada durante el sexenio estatal de EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES.

La circunstancia, significada por el declive del liderazgo de la exmatriarca, asociada a la pujanza y generosidad del exgobernador, le permitió a ARNULFO ejercer una gestión de resultados, a favor de la base magisterial.

Se había retirado con esos laureles, pero hoy que pretende regresar, con sus tres cuartos de siglo a cuestas, la realidad, su realidad, es otra.

A toro pasado, se le considera un “líder charro tradicional”, dicharachero, vende-plazas, cobrador de las facturas por los servicios que como dirigente prestó en el pasado con cargo al gobernador en turno.

La mayoría de sus compañeros de generación y movimiento al interior del sindicato, ya no están; quienes recibieron el producto de su gestión en su inmensa mayoría lo considera algo ordinario, de su responsabilidad pasada, por lo que no le adeudan cosa alguna.

Y muchos, de la vieja guardia y las nuevas generaciones, la mayoría, están puestos en la dinámica de la evolución, del cambio para bien, en los renovados escenarios, marcados por la Cuarta Transformación.

Eso lo que trasciende, igual, ahora que el Senado de la República aprobó la convocatoria para la elección extraordinaria para cubrir el primer escaño que corresponde a Tamaulipas en la Cámara Alta, acéfalo tras la muerte de FAUSTINO LÓPEZ.

Aunque la convocatoria se da el día 30, último de noviembre, no se deja correr el total de los tres meses del término legal, sino que será el mismo 19 de febrero, que ya se había manejado, suponiendo antes la publicación de marras, como la fecha para celebrar las votaciones.

Ya existía una corrida del INE, de plazos y actividades del proceso electoral, puestos en ese destino del 19 de febrero; lo que se modificó, en una semana, ha sido el punto de arranque.

Por eso, si antes se ponía en el 29 de noviembre, la socio de la registers de coalición y la ratificación de las plataformas de los partidos, ahora deberá rondar el 6 de diciembre.

Las precampañas o selección de candidatos serían entre el 10 y el 20 de diciembre, otra semana de Intercampañas,y dado el ajuste, para dejar entre 28 de diciembre y el 15 de febrero las campañas, del 16 al 18 la veda y el 19 las votaciones.

Ojo de buen cubero; el calendario, por supuesto, hoy mismo lo deberá estar anunciando el INE frente a la premura de tiempo que impone este acelerado proceso.

El primero y prácticamente único anotado para cubrir el escaño senatorial, será el alcalde con licencia de Matamoros, MARIO LÓPEZ HERNÁNDEZ, quien tan pronto se anunció la convocatoria, se declaró listo para participar, aunque ya andaba con el retiro del cargo, para cumplir con la ley, desde semanas atrás.

MARIO tiene a su favor, además de haber sido el único en dejar el encargo, entre otras acciones, un bagaje de experiencias y postulados que se propone capitalizar para ganar de manera contundente el escaño en la elección extraordinaria.

Goza del aprecio del Gobernador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA y del dirigente nacional partidista, MARIO DELGADO CARRILLO, desde antes, pero potenciado a la luz de los resultados de junio pasado, cuando desde su municipio, bajo su coordinación y operación, se obtuvieron más de 100mil votos para la causa.

La suma más alta entre todos los municipios, aún aquellos de mayor población.

La depurada operación ensayada en Matamoros, para capitalizar las simpatías a favor de la cuarta transformación y neutralizar las malas artes del prianismo, desplegadas en los últimos procesos, es algo que MARIO LÓPEZ se propone, como candidato, hacer de uso generalizado en todo el territorio estatal en la elección del 19 de febrero.

Legislar, gestionar y representar con dignidad los intereses de los tamaulipecos, al alimón con el liderazgo político del gobernador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, destacan ya en su agenda.

Por eso, tiene toda la confianza de que ganará primero el proceso interno morenista y enseguida, irá con fortaleza a la elección constitucional.

Aunque no ve oponente de peso enfrente, que amenace su proyecto, declaró, no descuidará detalle y trabajará intensamente camino del triunfo electoral.

Veremos y diremos.

A %d blogueros les gusta esto: