• El encuentro culminó con marcador de 3-1 en el Estadio Khalifa de Qatar 2022

Ciudad de México.- Con un gol y dos asistencias del carrilero Denzel Dumfries, Holanda venció hoy sábado por 3-1 a Estados Unidos y sacó el primer boleto a los cuartos de final del Mundial de Qatar 2022, donde enfrentará a Argentina o Australia.

La «Oranje» de Louis van Gaal, en su versión más pragmática, apuntilló a la inexperta Estados Unidos al anotar en momentos psicológicamente claves en el estadio Khalifa de Doha (44 mil 846 espectadores).

Con solo tres minutos de juego Christian Pulisic, la estrella estadounidense, tuvo una inmejorable ocasión para abrir el marcador en un mano a mano errado ante el arquero Andries Noppert.

Memphis Depay, en cambio, no falló en la primera oportunidad neerlandesa y puso el 1-0 en el minuto 10 a pase de Denzel Dumfries.

El propio carrilero del Inter dio también la asistencia del 2-0 a Daley Blind en el 45+1, un mazazo aún más duro al borde del descanso para los futbolistas estadounidenses.

Haji Wright, que había entrado desde el banquillo, descontó en el 76 pero Dumfries hizo añicos las esperanzas estadounidenses al marcar el 3-1 definitivo en el 81.

Países Bajos, que regresa a cuartos tras su dolorosa ausencia de Rusia 2018, supo imponer su jerarquía y efectividad ante el combinado norteamericano, el más joven de los octavos de final y que afrontaba uno de los partidos más importantes de su historia.

Con su generación de futbolistas más prometedora, el «Team USA» aspiraba a asaltar los cuartos de final por primera vez desde 2002 para darle una inyección de ilusión al país de cara al Mundial que coorganizarán en 2026.

Remontada frustrada de EU

El duelo entre norteamericanos y neerlandeses, ambos invictos en la fase de grupos, era también una batalla táctica entre Gregg Berhalter, criado futbolísticamente en Países Bajos, y uno de los grandes maestros de ese futbol, Louis van Gaal.

Ante la lesión de su delantero centro, Josh Sargent, Berhalter asumió el riesgo de alinear al colombiano-estadounidense Jesús Ferreira, haciéndolo debutar en un Mundial en plenas eliminatorias a los 21 años.

El ariete del FC Dallas, nacido en Santa Marta, estuvo impreciso y sin carrocería para el choque con los tres centrales comandados por Virgil van Dijk y fue sustituido al descanso.

Van Gaal, que dará por concluida su tercera etapa al frente de la «Oranje» en Qatar 2022, se mostró de nuevo inmune a las críticas por conservadurismo y cedió la pelota a su rival sin ningún complejo.

El veterano extécnico del Barcelona se llevó un buen susto con solo tres minutos cuando un rebote pasó por encima de la zaga neerlandesa en plena salida y cayó en los pies de Pulisic en el área.

El remate del delantero del Chelsea, sorprendido de verse sin oposición, fue desviado con el pie por el arquero Andries Noppert.

Con una presión alta y agresiva, Estados Unidos lograba ahogar la salida de balón de su rival, pero Países Bajos respondió al desafío con una obra de arte de su escuela futbolística.

Una jugada con hasta 20 pases seguidos derivó en una apertura a la banda derecha para Dumfries que mandó un centro raso a la llegada de Depay para que colocara el 1-0 con un fulminante disparo cruzado.

El gol del punta del Barcelona fue un jarro de agua fría para Estados Unidos que, en una dinámica inimaginable en pasados Mundiales, siguió llevando la iniciativa del juego ante la «Oranje», que esperaba agazapada a lanzar en velocidad a Depay y a su nueva sensación, Cody Gakpo.

Dest, apagado

Estados Unidos movía y movía el balón, desde la banda izquierda a la derecha, donde el lateral Sergiño Dest tuvo su actuación más apagada del Mundial frente a su país de nacimiento.

Un disparo lejano de Tim Weah en el minuto 43 amagó con despertar a Estados Unidos pero Países Bajos amplió su ventaja solo tres después con otro pase de la muerte de Dumfries desde la línea de fondo para Blind.

Tras el descanso, Berhalter envió a su equipo al campo contrario y Haji Wright, uno de los delanteros que rescató del banquillo, colocó el 2-1 que devolvía la vida a Estados Unidos.

El ariete del Antalyaspor, que había fallado dos ocasiones antes, golpeó en semifallo un centro desde la derecha de Pulisic y la pelota despistó completamente al arquero.

Los norteamericanos se lanzaron a por el empate, pero de nuevo Países Bajos golpeó en el momento oportuno.

Dumfries, tras sus dos asistencias, se encargó él mismo de colocar el 3-1 aprovechando un fallo de marcaje que lo dejó rematar solo en el segundo palo.

Países Bajos es la primera selección instalada en cuartos de final, donde aguarda un posible enfrentamiento con Argentina en el Mundial de despedida de Lionel Messi.

A %d blogueros les gusta esto: