Hipódromo Político/ Por Carlos G. Cortés García

ASÍ VAN LAS ELECCIONES 2019 EN TAMAULIPAS (2A)

Este lunes, Ciudad Victoria fue el epicentro político de la entidad, al reunirse en la capital de Tamaulipas los aspirantes a participar en la elección del próximo dos de junio por el Movimiento de Regeneración Nacional, MORENA. A las afueras de la sede del partido marrón, literalmente, se formaron a lo largo del día quienes se sienten con los merecimientos necesarios para participar bajo las siglas del partido presidencial. Se calcula que fueron más de 200 personas, quienes se registraron para participar en el proceso electoral de tamaulipeco.

Igual estuvieron priístas, que ex priistas, ex panistas, morenistas puros, perredistas, verdes, amarillos y naranjas, políticos sin partido, periodistas y hasta algunos híbridos de esos que uno ya no sabe que son, quienes aventaron el dardo a ver si le pegaban y se hacían de una candidatura para participar.

La limitante, me parece, es que el Congreso de Tamaulipas está compuesto sólo por 22 diputados de mayoría relativa y 14 de representación proporcional. De estas últimas ni hablar, estas serán posiciones del partido y no estarán abiertas al escrutinio popular. En total, son 36 posiciones las que estarán en juego el próximo 2 de junio. Por ello resulta increíble que, ante la apertura de la convocatoria, tantas y tantos aspirantes se hayan decidido a participar.

Lo primero que deben de entender quienes desean participar es que la política no es gratis, porque deben de considerar los gastos que implica una campaña electoral: contratación de personal especializado, logística, movilizaciones, traslados, equipos de sonido, vehículos, renta de oficinas y artículos promocionales, cómo mínimo, y de quienes estuvieron formados ayer no todos tienen con qué.

Además, en la elección que está por venir, no sólo los candidatos de MORENA van a participar, sino que habrá candidatos de otros partidos políticos que tienen experiencia, muchos años de estar en la brega electoral, recursos económicos y estructuras. Y, tengan posibilidades o no de ganar, van a llevarse votos a sus alforjas, lo que significa que va a haber una verdadera competencia electoral real, en donde quien tenga más saliva tragará más pinole.

Y de esos 200 ciudadanos que entregaron su papelería para participar en una competencia que en el mejor de los casos tendrá espacio para la participación de 44 candidatos, entre los que jueguen de mayoría, propietarios y suplentes. De los plurinominales, ni hablar, porque son candidatos de partido y esas posiciones serán distribuidas entre sus dirigentes y los miembros que a ese partido le interese que lleguen a una curul. Ello significa, entonces, que alrededor de 160 personas serán rechazadas por el partido del presidente y se sentirán frustradas, enojadas y podrían convertirse en adversarios de los marrones y, entonces, jugar las contras. Así es la naturaleza humana y política.

También, en la fila se pudieron observar personajes muy curtidos en la política, muy señalados y muy acusados por abusar de los cargos públicos, por su ineficiencia en el desarrollo de las funciones públicas, así como por ser chapulines de la política, dado que han cambiado de partido como de calcetines. Entre ellos, se vio el ex alcalde de Río Bravo, Juan Diego Guajardo Anzalduas, quien ha pasado por el PRI, el PAN, el Verde y hoy busca el cobijo de MORENA. Cabe señalar que además se ha acusado a Guajardo del abuso de los recursos públicos del municipio y de rodearse de ayudantes abusivos y gandallas, como Sara Marcela González Fernández, Secretaria Técnica del Ayuntamiento de Río Bravo en el bienio 2016-2018, quien trató a los ciudadanos con la punta del zapato y, por dar sólo un dato, les quedó a deber a los medios de comunicación fuertes sumas de dinero, lo que además del enojo del gremio, debe de investigarse y castigar a los responsables.

También, se observó en la fila al ex diputado federal panista, Humberto Prieto, quien después de renunciar al PAN apenas hace algunos días, desea participar en la próxima elección estatal y espera hacerlo por el Movimiento de Regeneración Nacional.

Asimismo, estuvo formado, el ex diputado local y ex candidato a gobernador de Tamaulipas por el PRD, Jorge Oswaldo Valdez Vargas, quien decidió brincar a MORENA para ver si ahora el partido marrón le da la oportunidad de regresar al palacio legislativo, otros tres años, con dieta asegurada, porque pareciera que lo que le quedó de la campaña por el Gobierno de Tamaulipas, ya se le acabó. Hay que recordar que este violento personaje fue diputado de los años 2013 a 2016, cuando Egidio Torre Cantú desgobernó Tamaulipas.

Y otro personaje de triste memoria al que se vio por Ciudad Victoria, y a quien ya habíamos anticipado que buscaría participar, fue a Anwar Alejandro Vivián Peralta, este híbrido que no se sabe a ciencia cierta que hace, pero que ha pasado por el PRI, el PAN, el PRD, candidato independiente y ahora con los marrones. A donde ha llegado este sujeto ha sido polémico, ineficiente y ha demostrado que desprecia a la sociedad a la que debe servir.

No fueron todos. En la fila marrón del día de ayer hay mucha tela de donde cortar, la que iremos dosificando en los próximos días y contrastando con la lista final que se registre ante el IETAM. Lo que nos debe quedar claro, es que la elección no será ni fácil ni sencilla. Va a ser una contienda competida y difícil y el escenario no será un día de campo. A pesar de lo que se diga, de ninguna manera los momios están a su favor y tendrán, como cualquier otro partido y como cualquier otro candidato, que salir a la calle a convencer al electorado con propuestas y trabajo de territorio.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *