Hipódromo Político/ Por Carlos G. Cortés García

ALEJANDRO ETIENNE Y SU ESFUERZO POR PERDER LA ELECCIÓN

El todavía Diputado local Alejandro Etienne Llano, quien busca permanecer en el Congreso de Tamaulipas, me parece que morderá el polvo en la elección del próximo dos de junio. Y es que aunque el priísta le apueste al olvido ciudadano, los victorenses no han podido superar que, precisamente ha sido la de Etienne, una de las peores administraciones municipales que ha vivido la sociedad que habita la capital de Tamaulipas: la administración del olvido, del rezago y del desinterés.

Y si, Etienne pudo haber llegado mucho más lejos en su carrera política, pero su soberbia, su ineficiencia y el sometimiento a ultranza a Egidio Torre Cantú, así como el abuso de sus allegados quienes manejaron los dineros del Ayuntamiento para su propio beneficio y una mala estrategia, dieron en la torre con el proyecto ettienista de llegar a la candidatura tricolor al gobierno del estado.

Nunca en la historia de Ciudad Victoria se había visto un estado tan lamentable para todos los servicios públicos municipales, en especial las calles: baches en los baches al más puro estilo “cráter lunar”, dañaron las suspensiones de miles de automóviles, llantas y los mecanismos de dirección de los vehículos, ante la absoluta pasividad y desinterés del alcalde Etienne Llano, quien en ese momento estaba más preocupado por remontar las encuestas para ser el candidato del PRI al Gobierno de Tamaulipas, el delfín egidista dirían algunos, descarrilando a sus adversarios, lo que claro, nunca ocurrió. Y como dijo Don Teofilito ni ocurrirá.

A mí me parece un error estratégico para el PRI, y para el propio Etienne Llano, que haya buscado, o aceptado, ser el candidato del PRI a la diputación local. Y me parece porque no se puede olvidar el desprestigio que alcanzó, cuando al llegar a la presidencia municipal se peleó con todos y por todo: igual se enfrentó con periodistas, con constructores, proveedores y todo el que se le paró enfrente, sin pensar que el cargo era finito y que tenía aspiraciones a futuro.

Y ya ve como son las cosas. La primera vez que Etienne accedió al Congreso fue por la vía plurinominal porque de otra forma no hubiera llegado. Y ahora, para mantenerse en el poder legislativo, anda haciendo campaña, la cual nos comentan está más que desangelada, no ha sido bien recibido y seguramente en la elección no va a lograr más que tristes resultados. Y si a ello le suma que sólo le acompaña Sergio Guajardo Maldonado, pues ya sabrá Usted querido lector.

Y es precisamente por ello que su estrategia ahora ha virado y se empeña en el descrédito de sus adversarios en la calle, en el Congreso y de la propia institución. Triste pero cierto. Como Alejandro Etiene Llano no tiene argumentos positivos de su pasado político reciente, no tiene nada que presumir y de lo cual sentirse orgulloso, y entonces le apuesta a la confrontación y a los ataques banales y sin contenido. Y en eso gasta su tiempo y su campaña. Hoy estamos a 31 días del proceso electoral, lo que significa que efectivos de campaña les quedan 28 días a los candidatos y al día de hoy, Alejandro Etienne Llano, pide a sus adversarios que “garanticen el voto libre y que no haya alguna acción que limite la libertad de los ciudadanos”. ¿What? Permítame por favor insistir en la mala memoria de Don Alejandro que a veces pareciera que el león cree que todos son de su condición.

Así están las cosas en las campañas en la capital de Tamaulipas en donde el team azul avanza a paso firme en un proceso electoral que entra a su fase final en donde todos los candidatos deberán apretar el paso porque quedan 28 días de campaña y 31 para la elección que decidirá cómo quedará conformado el Congreso de Tamaulipas el cual, bajo el liderazgo de Glafiro Salinas Mendiola, ha avanzado a paso firme en lo fundamental y entregará a la próxima legislatura el mando de uno de los mejores Congresos de México.

PD. 1. En la colaboración de mañana, le voy a platicar con lujo de detalle sobre la relación del alcalde de Tampico, Jesús Nader Nasrallah, con los gremios de trabajadores, lo que se vio muy claro este primero de mayo.

PD. 2. Hablando del PRI, parece que la autoridad de Yahleel Abdalá Carmona está muy menguada porque cada quien en ese partido hace lo que quiere. Ahí el ejemplo de la candidata a Diputada Local por el IV Distrito Electoral con cabecera en Reynosa, quien se pasó los colores institucionales del PRI por el arco del triunfo. Ah caray, y a riesgo de que Yahleel me demande, ella también se los pasó cuando fue candidata a Senadora. ¡Ahora entiendo!

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *