LOS HECHOS/ SIN PAN… NI CIRCO

POR José Inés Figueroa Vitela

El alcalde de Ciudad Victoria, Tamaulipas, XICOTENCATL GONZÁLEZ URESTI, no es un payaso de rodeo.

Hace 20 siglos, en los inicios de nuestra era, los emperadores romanos ya utilizaban la estrategia que el poeta JUVENAL definió en su Sátira X, como “al pueblo, pan y circo”: el reparto de trigo y entradas a espectáculos, para distraer a las masas de las malas artes de la política.

En Victoria capital hace tiempo que la economía colapsó, “no hay pan” -de trigo- y el circo, ya no es tal.

Los payasos de rodeo son valientes, arrojados, graciosos, simpáticos, generan las emociones del espectador; XICO ya no.

Ni las historias de caballerangos muertos sacaron más lágrimas que las de las tres plañideras repartidas en gayola, ni los malos chistes de que duerme entre sus padres y su cansada madre le hace tortillas y salsas, despertaron más risas del trío de aplaudidores a cuota, que respondieron a destiempo las preguntas en el script tortuoso.

El informe municipal del dedo azul del que brota el arcoíris, fue otra bofetada en el rostro del vapuleado pueblo victorense.

A la ceremonia convocada para las 20:00 horas, llegó el expositor con 25 minutos de retraso y todavía se pasó otros diez, de la entrada al foro, repartiendo saludos; la exposición propiamente dicha inició rondando las 21:00 horas.

Tras el silencio de los honores a los símbolos patrios, una voz infantil llenó el recinto interpretando el sentir colectivo: mamá ¿Ya mero se acaba?

Fue lo más -o único- auténtico de la jornada.

El alcalde galeno, enfundado en saco obscuro, pantalón caqui y votas nuevas, vaqueras, dedicó casi media hora a repetir el saludo a sus invitados, desde el micrófono y otro tanto a platicar la historia de quienes dijo, acompañaron su vida ecuestre en el rancho, hasta su muerte.

A las 9:08, con la exhibición de un audiovisual, entró en materia de presentar la situación de una ciudad que solo existe en su mente.

Que está construyendo una ciudad segura, amable, con la seguridad de recuperar la confianza, con un comercio que crece, un campo que se fortalece y da pasó a seguir avanzando, porque “somos Tamaulipas, la sorpresa de México”, arrebató el primer slogan estatal.

Mas tarde en repetidas ocasiones pretendió endosar a la figura superior del gobierno la adversidad de sus limitaciones.

Luego complicó a la familia en sus mentiras, al dicho que galopaba por la avenida 17 para ir a ver a quien luego fue su esposa -hoy presidenta del nunca tan vilipendiado DIF municipal- y a las hijas “que lo metieron en esto”, más el hijo de todos sus orgullos y amores.

Sin rubor, dijo que se comprometió a hacer un gobierno de excepción, con desarrollo ordenado, servicios públicos de mejor calidad y con un bienestar social incluyente, un crecimiento ordenado y sostenible.

Todo lo que no ha cumplido y ha andado a contrasentido en la ciudad, que en su concepción ha atraído las miradas del mundo y todo México, aunque no parecía referirse al ranking de la inseguridad y los homicidios consumados.

¿Somos todo terreno?, preguntó y ya daba las gracias cuando el trío aquel respondió su “siii” estudiado.

Hizo cuentas hasta del festejo del Día del Maestro “que hacía diez años no se daba”, volvió a mentir, sobre la segunda cuenta más alta pagada este año -fuera de las medicinas que “se cuecen aparte”-, de un millón 363 mil pesos facturado como “5 mil platillos para maestros”.

El recinto apenas superó la media.

Juró que hay quienes están contra la transparencia, pero como quiera, él tiene el gobierno más transparente de todos, aunque las licitaciones se exhiben parciales y de las pocas, poquísimas declaraciones patrimoniales publicadas, muestran evidentes inconsistencias.

El 99 por ciento de las adjudicaciones no fueron licitadas y una buena parte de los contratos del DIF Municipal están “reservados” -ocultos-, mientras en los publicados abundan los “conflictos de interés”.

Y se llenó la boca para decir que ahora serán “proactivos”, para publicitar hasta lo que no les manda la ley.

Que repararon 20 mil lámparas y mil 600 las cambiaron al tipo led, pero solo hay 30 mil lámparas instaladas en todo el municipio; nadie se dio cuenta cuándo, en once meses, se descompusieron y arreglaron las dos terceras partes de las lámparas de la ciudad.

En mi calle siguen las mismas fundidas de siempre y las otras que ya estaban encendidas, ahí siguen.

Presumió del 100 por ciento en la cobertura de la recolección de basura, aunque reconoció que todos los días se descomponen, por falta de mantenimiento, 2, 3 o 4 de los camiones que hace menos de tres años, la pasada administración compró nuevos.

¿Que rehabilitó el doble de calles de las que se hicieron el año anterior?: nunca habían estado tan dañadas las calles como ahora; que se programaron los semáforos en 17 cruceros del 8 y 9 para agilizar la circulación?: esa sincronía ya existía, él la perdió y no se ha recuperado aún, a la vista de los embotellamientos constantes en el primer cuadro.

¿Quitó al ambulantaje de las emblemáticas plazas Hidalgo y Juárez?, no todos y entre ambas, la comercial avenida Hidalgo ha visto expandirse los puestos semifijos, ahora en las calles, de donde eliminó el estacionamiento público para los clientes del comercio establecido, provocando quiebres y cierres de negocios.

¿Cuál recuperación de espacios públicos?

Hasta ahora, ningún beneficio le ha representado a Victoria el que su alcalde pertenezca a “organizaciones internacionales”, con rimbombantes cargos; lo que sí le cuesta son las cuotas que cobran, porque se manejan como empresas privadas.

Y no, tampoco es cierto que las “ferias ejidales” sean la aportación universal por las que se pelean los alcaldes panistas del país reunidos en la ANAC; las jornadas multidisciplinarias siempre han existido, en los gobiernos de todos los colores, tamaños y regiones.

Si este año, con todos los presupuestos tradicionales XICOTENCATL GONZÁLEZ URESTI no ha abonado un ápice ya no digamos al crecimiento, al sostenimiento del municipio capitalino, el año entrante sin los 170 millones de pesos del ramo 023, cancelado por la federación, será inimaginable el destino de su pueblo.

De este, se llenó la boca para presumirse como “él único” en todo el país que endosó la totalidad de los recursos federales del FAIS -Fondo de Aportaciones a la Infraestructura Social-, a obras de agua potable y alcantarillados.

Son 43 millones, cuando ha pregonado que se necesitan 400 millones para reparar la infraestructura existente y como quiera, aseguró que para el año entrante, ya todo Victoria tendrá agua permanente y suficiente.

Ni los mil millones del Banco Europeo ni los 90 millones del Banco de Desarrollo de América del Norte, que anunció como “dados” se han concretado, pero si presumió también en el informe que no ha endeudado al municipio “ni lo volverá a hacer”, lo que se leería como que ya de plano no se los aprobaron.

A Nuevo Laredo, botón de muestra, el BANDAN le autorizó este año no prestarle, sino regalarle de plano, 100 millones de pesos para obras hidráulicas; es la diferencia entre los proyectos sustentables, contra las ocurrencias e intenciones de embolsarse dinero ajeno.

Los integrantes de la bancada priísta en el cabildo victorense, ayer dictaron conferencia de prensa para señalar yeros e inconsistencias del informe del alcalde y anunciar que elevarán denuncias ante instancias jurisdiccionales, así como endurecerán sus posturas en el cabildo.

¿Y por qué no lo hicieron antes? Todo mundo les preguntó. Dijeron que esperaban resultados, pero al no darse, cumplido el primer tramo de la administración, no darán más concesiones.

El Gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA ayer andaba en la capital norteamericana; en Washington participó en el panel de discusión sobre economía, seguridad fronteriza y migración organizado por The Wilson Center.

ANTONY WAYNE, Vicepresidente del México Institute y el Senador texano HENRY CUELLAR, fueron algunos de los promotores a quienes el mandatario tamaulipeco agradeció la deferencia.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *