Contribuye UAT a estudios para prevenir incendios forestales

  • En proyecto de investigación analizan los fenómenos que rodean a los incendios forestales para contribuir a mejorar las técnicas de predicción y mapas de riesgos.

Cd. Victoria, Tam.- Investigadores de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) plantean la necesidad de estudiar más a fondo algunos fenómenos que se dan en torno a los incendios forestales, y con ello, contribuir a los esfuerzos por mejorar las técnicas de predicción de organismos nacionales y estatales.

Al respecto la investigadora del Instituto de Ecología Aplicada (IEA) de la UAT, Dra. Glenda Nelly Requena Lara, dijo que las nuevas líneas de investigación, se estructuran a partir de la recolección de 20 años de análisis en la materia y que está soportada en tecnología de organismos internacionales.

“Se trata de tecnología que está a disposición de la gente, y a los investigadores, nos sirve como referencia para los proyectos, en este caso de mapas.  Tenemos capturado 20 años de análisis del Noreste de México, que incluye a Tamaulipas”.

Sostuvo que entre las conclusiones de esos años de investigación, se detectaron sitios, que a pesar de estar considerados como zonas de riesgo de incendios, no presentaron este tipo de siniestros.

“Porque presenta material combustible, bosques, matorrales o pastizales que se queman, que además tienen la amenaza de la intervención humana, y a pesar de todo eso no se estaban incendiando esos sitios. Entonces queremos saber por qué ahí no, y qué podemos aprender de ahí”.

“Y es importante porque según las previsiones de organismos como la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), este año habrá más sequía, carencia de agua, y si hay sequía, el bosque es material, y se espera que sea un foco de incendios”.

“Y aunque no hay evidencias científicas de ello, pero ellos tienen tendencias y de acuerdo a modelos tecnológicos que usan, determinan cómo se prevé que sea el año de acuerdo a lo que ha estado pasando, prevén que esté un poco más caliente y seco”, apuntó.

Señaló que la parte práctica es de los organismos responsables, pero como universidad, la responsabilidad de los investigadores es analizar los fenómenos que rodean a los incendios forestales para encontrar alternativas que permitan abonar a las acciones de reacción ante dichos fenómenos.

“Es un tema que poco podemos hacer para prevenir, y quizás encontremos algún patrón que nos sirva. Si logramos establecer un mapa de riesgo diferente al que se tiene ahora, entonces hablamos de que se pueden establecer mejores estrategias, y en lugar de estar vigilando zonas de baja probabilidad, se pueden priorizar otras. Mapas más precisos que los que se tienen y que están basados en mapas del INEGI”, puntualizó.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *