IDEOLOGÍA/ Caso Lozoya, manchado desde el inicio

POR JUAN SANTIAGO PEÑA PONCE

El presidente de la Republica Andrés Manuel López Obrador generó una enorme expectativa en la población mexicana toda al constantemente aseverar que Emilio Lozoya Austin, quien fuera Director de PEMEX en el sexenio de Enrique Peña Nieto, traía muy buena información que compartiría con la Fiscalía General de la Republica y con ello caerían “peces gordos” de administraciones pasadas.

De entrada, el desencanto llegó junto con la llegada de Lozoya Austin a la República Mexicana, el presunto delincuente de cuello blanco, a quien se le acusa de recibir sobornos millonarios nunca piso la cárcel, ah y se argumentó que fue por el hecho de que se reportó enfermo con problemas de esófago entre otros.

La duda quedó fuertemente sembrada en la sociedad mexicana ya que las autoridades españolas que lo mantenían preso antes de venir a México aseveraron que Lozoya nunca estuvo enfermo allá.

Qué casualidad, pareciera que las autoridades federales cada Sexenio agarran a un delincuente pesado el cual deberá estar encarcelado, pero tan pronto como saben que van a pisar la cárcel les salen todos los males, ah y cuando ya están fuera de la prisión se alivian cual milagro divino y hasta fuerzas les salen para seguir en la vida política del país, para muestra el caso de la Maestra Elba Esther Gordillo.

Pareciera que el gobierno de la 4T sigue con esas viejas prácticas de crear un caso de corrupción de funcionarios de primer nivel o figuras políticas relevantes con el fin de ganar adeptos.

Con este caso Lozoya más que adeptos se generó un gran descontento en la población mexicana, ya que a un ladrón de chicles lo refunden en la cárcel y a quien se le acusa de un caso sumamente grave de corrupción y sobornos millonarios lo dejan libre, si bien es cierto que le pusieron un brazalete el señor no ha pisado la carcel.

Lo que el pueblo mexicano quiere ver Señor Presidente es que encierren en la cárcel a los corruptos y ladrones que han saqueado a nuestro país, por lo pronto en apariencia el proceso Lozoya ya empezó manchado, la única manera de que lo pueda limpiar es que refundan en la cárcel a quienes, como Usted dice, son los millonarios ladrones de cuello blanco.

De lo contrario el caso Lozoya seguirá manchado desde su inicio.

Pasando a otro orden de ideas, a quien se le ha visto trabajando sin descanso tanto en lo que se refiere a la contingencia sanitaria por COVID-19 como en los trabajos de apoyo a los damnificados por el huracán Hanna en Reynosa es al Ing. Gilberto Estrella Hernández, quien es el actual Secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente en el Gobierno de Tamaulipas, y fue asignado por parte del Gobernador Cabeza de Vaca para coordinar las acciones que permitan reducir la tasa de contagios por causa de la pandemia.

No hay que perderlo de vista, Gilberto Estrella es un político de primer nivel, le sabe muy bien al servicio público y a la operación política, no es nuevo en el ambiente político y se escucha en diversos corrillos políticos y charlas de café que bien podría figurar como un fuerte candidato en cualquier posición para el proceso electoral 2020-2021, mediante el cual los tamaulipecos estaremos eligiendo a quienes serán los próximos alcaldes, diputados federales y diputados locales.

El tiempo nos develara para que cargo estaría compitiendo.

Hasta la próxima primeramente Dios

Correo electrónico: columnaideologia@gmail.com

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *