Tiempos de Guerra/ El Big Bang del 2021

Por: Chano Rangel

Si hoy fueran las elecciones, Tamaulipas quedaría pintado de azul, Morena y sus huestes aún no terminan de pelear, y nadie los distrae solitos, se pegan tiros por la espalda, y eso es poco decir.

Pero los tamaulipecos como símbolo de crecimiento en el norte del país, se juegan seguir creciendo o darle paso a un gobierno de ocurrencias y de decisiones mesiánicas, que han llevado al país, aun desfiladero sin fondo.

La entidad renueva los 43 ayuntamientos, 22 diputaciones locales por mayoría y 16 por representación proporcional (de las de regalo) y también concurrentemente las 9 diputaciones federales, con las que cuenta en el estado en su representación en la cámara baja.

Bajo los estragos de la pandemia del covid-19, comenzó el proceso electoral en la entidad, donde los partidos se juegan el todo por el todo, donde no se dejará nada al azar, porque existen 2 corrientes sumamente contrarias que se disputarán los votos.

El gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, mantiene el equilibrio y el crecimiento del estado a pesar de la contingencia de salud, el partido Acción Nacional, gobierna 32 de las 43 ciudades, dentro de las que se cuentan Nuevo Laredo, Reynosa, Río Bravo, Valle Hermoso, San Fernando, Tampico, Mante y Ciudad Victoria, gobernando en lo local, al 80% del padrón electoral, aclarando que en esta elección, no está en juego la gubernatura.

Sin embargo el verdadero Big Bang de la 4T y del mismo PAN, se juega en el 2021, la política es circunstancial, de momentos, en donde el PRI, podría ser también un actor importante en los estados donde aún es gobierno. De los 15 estados en disputa, mi pronóstico es que serán tercias, 5 para cada partido en juego, PRI, Morena, PAN, sin embargo los ojos del presidente no están puestos en las gubernaturas, si no, en lo que realmente le da el poder, el congreso federal, y desde ahí podrían partir las negociaciones políticas.

En Tamaulipas, el partido en la presidencia luce desdibujado, con pugnas internas, y sin liderazgos, lo que ha provocado los pleitos internos, por la disputa de las candidaturas, en todas las posiciones, ocasionando una implosión partidista.

Con el liderazgo en 32 de 43 municipios el PAN, se perfile como el ganador, que podrá retener el congreso y quizá aumentar las alcaldías, salvo Victoria, donde el galeno Xico, es duramente cuestionado por la ciudadanía.

En este escenario, el priismo podría recuperar algo de lo mucho que perdió, sobre todo prestigio, su líder Edgar Melhem, tendrá que trabajar en serio, con sus agremiados, y no dar rienda suelta al encanto de las serpientes, como lo ha dejado sentir el cuate Héctor Silva en Matamoros. Donde los dados favorecen al actual edil Mario López.

La joya de la corona se llama Reynosa, por se mire, por donde se analice, en un acto de ganar-ganar, pero ese tema lo tocamos en otra ocasión.

Al tiempo

De Aquello y lo demás…

Reynosa, donde los números no mienten, la alcaldesa Maki Ortiz, tiene un firme liderazgo en las familias y prácticamente todos los sectores de la ciudad, su trabajo la avalan, las cámaras empresariales, han sido testigos de este crecimiento, donde todas han podido participar en esta transformación.

Para quien sea aspirante a sucederle, el legado de la doctora Ortiz Domínguez, es una plataforma de lanzamiento único y ejemplar, el trabajo se ve en cada sector social de la ciudad.

En su más reciente informe, destaca algunos números que le han valido, el reconocimiento de la ANAC (asociación nacional de alcaldes de México) y de la misma ONU-Hábitat, por su trabajo en la agenda de crecimiento de Reynosa, que han situado a la ciudad, con crecimiento sostenido los últimos 4 años, generando más del 50% de los empleos en Tamaulipas.

El trabajo de un buen gobierno se refleja en las urnas, y muy pronto, los reynosenses, podrán constatar este trabajo del edil.

chanorangel@live.com.mx

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *