FIFA y World Athletics revisan sus políticas sobre transexuales

Manchester.- La FIFA y World Athletics afirmaron que están revisando sus políticas de elegibilidad, después de que la natación aprobara nuevas normas que restringen la participación de deportistas trans en las pruebas femeninas.

Como parte de su nueva política, FINA votó el pasado domingo a favor de restringir la participación de los atletas transgénero en las competencias femeninas de élite y crear un grupo de trabajo para establecer una categoría “abierta” en algunas actividades.

Los nuevos lineamientos establecen que las mujeres transgénero sólo participarán en competiciones femeninas si “pueden establecer a entera satisfacción de la federación que no han experimentado ninguna parte de la pubertad masculina más allá de la etapa Tanner 2 o antes de los 12 años, lo que sea posterior”.

Un portavoz de la FIFA dijo ayer a Reuters que la entidad estaba en proceso de consulta sobre una nueva medida. “Está revisando actualmente su reglamento de elegibilidad de género en consulta con expertos”, dijo el vocero. “Debido a la naturaleza del proceso, la FIFA no está en condiciones de comentar los detalles de las enmiendas propuestas al reglamento existente”.

Sebastian Coe, presidente de World Athletics, declaró a la BBC que el consejo de la organización debatiría su reglamento a finales de este 2022.

El británico elogió a la FINA por tomar la decisión, que ha sido criticada por los defensores de los derechos de los trans.

“Vemos a una federación internacional que hace valer su primacía a la hora de establecer normas, reglamentos y políticas que redunden en beneficio de su deporte”, sostuvo.

“Es como debería ser. Siempre hemos creído que la biología triunfa sobre el género y seguiremos revisando nuestros reglamentos en línea con esto. Seguiremos a la ciencia.

“Continuamos estudiando, investigando y contribuyendo a la creciente evidencia de que la testosterona es un determinante clave en el rendimiento, y hemos programado un debate sobre nuestras regulaciones con nuestro consejo a finales de año”, añadió.

En 2021, el COI emitió un marco referencial, dejando las decisiones de elegibilidad en manos de los organismos deportivos individuales. Sin embargo, añadió que “hasta que las pruebas determinen lo contrario, no debe considerarse que los atletas tienen una ventaja competitiva injusta o desproporcionada por sus variaciones de sexo, apariencia física y/o condición de transgénero”.

Hace unos meses en Estados Unidos se detonó la polémica por la participación de la nadadora Lia Thomas, estudiante de 22 años que ganó el título universitario, al contar con una ventaja fisiológica sobre el resto de las competidoras.

No obstante, ya existe el referente de la primera deportista transgénero en unos Juegos Olímpicos, con la pesista neozelandesa Laurel Hubbard, en Tokio.

Además, la argentina Mara Gómez fue la primera transexual que debutó en la liga de futbol femenil de su país con el equipo Villa San Carlos-Lanús, en 2020.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *