LOS HECHOS/ LO QUE EL PUEBLO QUISO DECIR

POR José Inés Figueroa Vitela

Aquí, hay mas de una confusión… y otras situaciones.

El Presidente –espurio- del Congreso Local, FELIX FERNANDO GARCÍA AGUIAR, asegura que, “el hecho de que se haya generado una voluntad popular por MORENA y un resultado provisional, no quiere decir que sea ajustado a la realidad o sea lo mejor para nuestro estado”.

Estoy de acuerdo en que el resultado numérico de la elección del reciente 5 de junio que conocemos, como producto de los cómputos distritales y el estatal, no se encuentra apegado a la realidad, aunque no en los conceptos de don MOYO.

Él dice que van a seguir trabajando por los 600 mil tamaulipecos que le dieron la confianza a su partido en las urnas; yo le quitaría esos 200 mil, al menos, que compraron y sacaron bajo presión a los subordinados, esos si provisionales, que en mala hora los tuvieron por jefes.

Entonces, si el resultado del cómputo, en números cerrados fue de 600 a 700 mil, en realidad se trató de 400 a 900 mil, porque esa fracción de votos irregulares que se mercó el PAN, corresponde a ciudadanos que en realidad querían votar por MORENA.

Si no, para qué los compraban u obligaban, aplicando una serie de medidas de seguimiento y “certificación” en el cumplimiento, hasta dejar impresa la prueba en las boletas del delito de coacción al voto, con los folios manuscritos que les exigieron.

¿Está claro que si dice que el resultado es provisional, se referirá a la diferencia con la que ganó el doctor AMÉRICO VILLARREAL ANAYA para ser el próximo gobernador de Tamaulipas por un amplio consenso ciudadano?

Lo que no tiene parangón, es la expresión de que –el resultado de la elección-, “no quiere decir que sea ajustado a la realidad o sea lo mejor para nuestro estado”.

El diputado presidente –espurio- del Congreso Local, tendría una “realidad paralela” o distinta a la que tienen los tamaulipecos en su conjunto, pero además, una iluminación extrasensorial, para visualizar que es “lo mejor para nuestro estado”.

Podría pensar yo que su concepto de “lo mejor”, es lo que ha hecho él con el Congreso y su partido con el gobierno de Tamaulipas los últimos seis años.

En su caso, asaltó el órgano de gobierno camaral, (desconociendo la voluntad de los ciudadanos expresada en las urnas del año pasado, que le concedieron mayoría a MORENA), apuntalado por los brazos financieros y armados del gobierno, desviando el destino de nuestros impuestos.

En el caso del gobierno, la ausencia de obra pública y atención social no se queda solo en la sustracción ilegal del presupuesto en general, sino que, además, endeudaron a las futuras generaciones porque no llenaron con lo que había en caja.

Y gracias, pero no, gracias, no más “daños colaterales”, como las ejecuciones de ciudadanos inocentes y migrantes a manos del brazo armado del gobierno estatal, como las de Nuevo Laredo, la frontera chica, Reynosa, Río Bravo, Victoria, por citar las más conocidas.

No más despojos en las zonas turísticas, no más persecución, encarcelamiento y muertes de los adversarios políticos, de los dueños de las propiedades que decidieron robarse, de los operadores de productivas actividades ilícitas que asumieron como negocio propio.

No más sometimientos, por el dinero público o la amenaza de diputados locales, alcaldes y líderes sociales, para avalar sus fechorías.

Fue contra eso, que usted y su partido personalizan, don MOYO, contra lo que votaron el grueso los tamaulipecos libres y valientes, el pasado cinco de junio.

¿Eso es lo que considera sea lo mejor para Tamaulipas y por lo que van a velar ahora que el doctor AMÉRICO VILLARREAL ANAYA a partir del primero de octubre gobierne a Tamaulipas?

Mejor busquen donde esconderse, en algún rincón de su realidad paralela o virtual y de una vez cámbiense el cuello de la camisa, porque “los de la delincuencia común no es blanco”, dicen quienes juran saber de eso.

Aprendan a orar y arrepiéntanse de sus faltas, porque la justicia, ahora sí, toca a la puerta y llegará, más temprano que tarde.

Otra estúpida amenaza lanzó en su conferencia de prensa de ayer, el también coordinador de la bancada minoritaria panista en contra del pueblo de Tamaulipas y de quien eligieron como nuevo gobernador.

“Vamos a ver si –a partir del primero de octubre que inicia el gobierno morenista- se genera todo aquello del bienestar del pueblo, cuando no tengan presupuesto para trabajar”, amenazó de manera grosera el tal MOYO.

Claramente, quien despacha aun como Presidente del Congreso, piensa que ahí va a seguir cuando ya no esté el gobierno que lo impuso a punta de cañonazos y otros delitos y con esas potestades, va a boicotear al nuevo gobierno del cambio verdadero.

“No va a tener presupuesto”, adelanta, en los atentados que contra Tamaulipas se propone prolongar el cabecismo, a través del Congreso Local.

Fíjense, si no hemos transitado el mundo del revés, que además de todo aquello, la conferencia de prensa de la bancada panista pronunciada ayer, fue para decir que ya denunciaron a los diputados morenistas y ciudadanos que la semana pasada se manifestaron en la cámara.

Aunque los manifestantes cumplieron su cometido e impidieron las sesiones donde se trató de dar otro zarpazo a la democracia, los del PAN dieron por consumadas las reformas para, ilegalmente, sostener al MOYO y el PAN en la presidencia del Congreso.

La manifestación de los tamaulipecos en realidad no se dio en estos días en el Congreso, sino en las urnas del año pasado y de este, cuando decidieron que MORENA liderara el Congreso y gobierne a partir del primero de octubre a Tamaulipas.

Lo que ha hecho ahora, es exigir que se cumpla su mandato, pero los panistas, convenientemente para ellos, dicen que eso es una falta de respeto… ¿lo que ellos han estado haciendo que es?

Esta generación de politicastros descansan a la sombra del árbol de moras, bien definido por don GONZÁLO N. SÁNTOS.

Ya no hay moral.

El diputado RAÚLRODRIGO PÉREZ LUEVANO, quien la semana pasada hizo escándalo acusando a la coordinadora morenista ÚRSULA SALAZAR de robarle un celular, pero resulta falso según videos, ahora encueró al “licenciado baños”.

Como tesorero estatal del partido, reveló que ya le dieron un adelantito de 150 mil pesos al exconsejero del INE –más gastos- por venir a hacerles la impugnación de la elección, pero van a cederle tanto de las prerrogativas, como se necesite en el litigio.

Reclamos, que de origen, resultaron extemporáneos y sin fundamentos.

Diferentes investigaciones universitarias, de México, Estados Unidos y España, al menos, han evidenciado la maquinación y mentiras usadas infructuosamente en campaña para sorprender a los ciudadanos.

Son las mismas que ahora tomaron como argumento para impugnar.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *