Ciudad de México.- Las canchas de México se engalanarán con la élite del tenis femenil. El WTA 1000 de Guadalajara, primer torneo de este nivel en América Latina, anunció a 43 jugadoras que participarán del 17 al 23 de octubre en el Complejo Panamericano, entre las cuales habrá siete que se ubican dentro del top-10 de la clasificación mundial.

Las principales estrellas serán la estonia Anett Kontaveit y la española Paula Badosa, números 3 y 4 del orbe, respectivamente. También estará la bielorrusa Victoria Azarenka, ex número uno, así como la estadunidense Coco Gauff, finalista en Roland Garros.

Otros nombres que destacan son el de la estadunidense Jessica Pegula, número cinco del mundo, la española Garbiñe Muguruza, campeona de las Finales WTA disputada el año pasado en Guadalajara, así como la croata Ajla Tomljanovic, quien venció a Serena Williams en su último partido al retirarse.

“Sólo hay nueve Masters 1000 en el mundo, después están los cuatro Grand Slam y más arriba no hay nada. Serán las jugadoras quienes darán el espectáculo, ellas nos ponen a la altura de Madrid o Roma”, dijo Gustavo Santoscoy, director del torneo mexicano.

El directivo prefirió no revelar por cuántos años tienen garantizado este torneo para México, al señalar que las sanciones por parte de la WTA a China, por el caso de la tenista Peng Shuai y la pandemia de Covid-19, fueron claves para que ahora Guadalajara sea sede de un Masters.

“Las dos oportunidades se nos han dado a México, seguiremos trabajando con la WTA para lo que venga mañana, estamos con la mano levantada”, indicó.

Aunque por ahora no están confirmadas la polaca Iga Swiatek y la tunecina Ons Jabeur, número uno y dos del ranking mundial, respectivamente, Santoscoy explicó que ya hubo un acercamiento con el agente de la tenista europea para que regrese a jugar a México después de haber participado en las Finales WTA del año pasado.

“Con Iga hace un par de semanas nos reunimos en Montreal, aún tenemos unos wild cards que estamos manejando, ella vino a las Finales, tenemos 25 días para seguir nombrando jugadoras.”

Otro tema pendiente es la participación de una mexicana. El directivo detalló que trabajarán con la WTA para decidir quién será la tricolor que reciba una wild card para competir en individuales; las candidatas son Fernanda Contreras, Giuliana Olmos, Renata Zarazúa y Marcela Zacarías.

Por ahora, sólo Juliana Olmos tiene un lugar asegurado en la categoría de dobles, donde competirá junto con la canadiense Gabriela Dabrowski.

Santoscoy destacó que México “no está en el lugar que merece” en el tenis, al recordar que es un país con gran historia en este deporte, pero espera que el torneo pueda aportar para la inspiración y desarrollo de nuevas generaciones.

El certamen tendrá como sede el Complejo Panamericano, que incluye al estadio Akron con un aforo para 7 mil personas, y otras dos canchas con capacidad para 2 mil 600 y mil 500 espectadores. Además se renovaron las áreas donde estarán las jugadoras.