Por: Chano Rangel

Los Guacamaya Leaks, han puesto al descubierto algo que ya se sabía, pero que el presidente negaba hasta el cansancio, pero que al final decidió aceptar, su gobierno está plagado de corrupción, pero como lo es el gobierno de AMLO, minimizó diciendo que si había, “pero poquito”.

Sin embargo en vez de remediar el asunto, arremetió contra los enemigos de la patria, que no son otros que los que piensan distinto al mandatario; después de la solicitud de deuda en el proyecto de ingresos y egresos de 2023, los diputados morenistas tendrán que pasar su prueba de fuego, o se dan un balazo en el pie y se aseguran una competencia competida y que pueden perder en el 2024 o le dan rienda suelta al presidente, aunque en ello también muchos de ellos caben su tumba política. 

En un gobierno que es austero, incorruptible y transformador, el dinero se acabó y nadie sabe en que se gastó, porque sus principales obras están protegidas por el supuesto de ser de seguridad nacional, llamase Aeropuerto Felipe Ángeles, el Tren Maya, y la Refinería de Dos Bocas.

Desde ese punto de vista solo queda pensar que, el gasto en apoyos sociales se extralimitó, y que ahora el gasto corriente tendrá que ser recortado, que el presidente anda como pordiosero, pidiendo quedarse con las cuentas bancarias no reclamadas para seguir con sus dádivas electorales, con los gastos onerosos en lo social, no queda más que apretar a los impuestos, pero eso no lo quiere hacer el presidente, sabe que subir los impuestos sería también su tumba política y de su partido. 

Pero eso no lo es todo, los votos ya no son igual, el morenismo al haberse llenado de viejos ex priistas, también se fueron mermando sus posibilidades electorales, porque como dice el dicho “rezando dos padres nuestros el enemigo no revive a su muerto”. Y no por cambiarse de partido los ex priistas se volvieron honestos. 

Pero esa lacra la tendrá que asumir con todo las reservas el morenismo, que en su pugna interna está que arde, no solo se pelean el hueso, también la carne, y sus derivados a tal grado que ya se preparan los misiles para Ricardo Monreal, y donde el brazo ejecutor sería otra vez Layda Sansores la vetusta gobernadora de Campeche. 

El juego del poder llevara a Monreal a tomar una decisión, sabe que las puertas de Morena están cerradas para él, sabe que el dueño de ese partido no lo dejara pasar, porque su proyecto futuro incluye a su mismo Hijo Andy, figura poderosa en este gobierno de la 4T, y por su manos circula el dinero morenista. 

Andy, el segundo hijo de AMLO, sabe que sin dejan pasar a Monreal, muy seguramente este será presidente de México, pero también el sepulturero de su proyecto político hereditario. Pero como decía un amigo maderense, no todos los sementales dan buenos potros. El senador Monreal tiene tomada su decisión solo espera el momento oportuno para darlo a conocer, sabe que después de eso, no hay regreso y su ascenso y descenso solo dependerá de él mismo y sus alianzas con los otros partidos políticos que lo apoyan. 

Sin embargo la guerra en su contra está esperando la orden del general que vive en Palacio Nacional para ser atacado, y para eso no falta mucho, los que hemos seguido sabemos que AMLO ataca mucho antes de los comicios y esta no será la excepción, la genética no cambia en su futuro está Claudia Sheinbaum, y su junior Andrés López Beltrán.

Sin embargo la política es de momentos y circunstancias, las cosas con Estados Unidos están crujiendo en sus cimientos y los muros de la buena vecindad esta endebles, las redes dan cada vez más notas de corrupción en un gobierno que se presumía incorruptible y los Guacamaya Leaks, están aún por descifrarse. Es cuánto.      

De Aquello y lo demás…
 
El día de hoy el alcalde de Reynosa Carlos Peña Ortiz, dio su acostumbrada ya rueda de prensa o encuentro con los medios, a través de su programa “Buenos Días Reynosa” donde atiende y da a conocer proyectos y programas importantes para todos los reynosenses. 

Informar y transparentar el ejercicio de gobierno es ya una costumbre sana en el ayuntamiento más grande de Tamaulipas, las acciones y obras del gobierno local, han hecho posible que la ciudadanía esté mejor y que la ciudad sea catalogada como una de las mejores para invertir en México. 

Claro que esto no pasa de la noche a la mañana, han sido ya seis años de continuo trabajo, donde las autoridades municipales, antepusieron proyectos personales por el cambio profundo de la ciudad, y su crecimiento firme y ordenado. 

chanorangel@live.com.mx

A %d blogueros les gusta esto: