Por: Chano Rangel

Mire lo que son las cosas, al parecer le caló hondo y harto al presidente la marcha del pasado 13 del presente, que el lunes 14 despotrico en contra de los manifestantes, los exhibió a través de su conferencia mañanera a aquellos, que en algún momento fueron sus aliados, como doña Elba Esther Gordillo, pieza fundamental para el triunfo de AMLO en el 2018. 

Pero la marcha deja muchas enseñanzas:

La primera, que la oposición de AMLO, no está en los partidos políticos, sino en la sociedad civil organizada y dispuesta a defender lo que con esfuerzo y mucho trabajo se ha logrado construir en un país como el nuestro.

Segunda, que la democracia vista en los últimos 30 años, a partir de la famosa caída del Sistema, orquestada por Manuel Bartlett y compañía, que originó la creación del INE, ha madurado y cambiado el rumbo político del país. 

Tercera, la sociedad civil, la gente común, trabajadora, que lucha día a día y que mantiene en pie al país a pesar de las políticas públicas erróneas de este gobierno, no reciben ninguna dádiva del gobierno, no responden como los borregos al acarreo y a la mentira, esa sociedad se llama Clase Media. 

Cuarta, que muchos de los actores y factores que dieron su respaldo a AMLO en el 2018, ahora estuvieron en la marcha ¿Qué paso? No sabemos si el presidente les mintió, los traicionó o simplemente no les cumplió sus peticiones, en esa negociación que culmino en su victoria llevando al actual mandatario al poder en su tercera campaña presidencial. 

Quinta, que una sociedad molesta y lastimada puede ser la oposición más grande que un régimen puede tener, se ha visto en la caída de todos los sistemas anti democráticos del mundo, lo vimos en la primavera árabe, en el cono sur, con la caída de Evo Morales en Bolivia y el cambio de régimen en Chile con la llegada de Gabriel Boric a la presidencia chilena; de esas historias hay muchas más. 

Sexta, la marcha hizo palidecer al mismo mandatario, al grado tal que, provoco su ira, su enojo, porque por primera vez en su historia política, perdió el control de las calles, de las marchas, y ahora el chirrión se invirtió. 

Hay muchas más, pero destaco estos puntos, porque jamás en la vida política de Andrés Manuel López Obrador, la sociedad civil, había demostrado su repudio a políticas públicas erróneas, había marchado para darle la contra, para demostrar que la oposición no necesita de partidos políticos, que una verdadera oposición sale con espontaneidad del pueblo sabio, ese pueblo que tanto alardea AMLO, pero que no respeta en su mínima expresión.

A calado tan hondo el tema de la marcha que ya el mismo presidente en un caso inédito en la historia de México, organiza una marcha para darse el apoyo así mismo, donde su principal argumento es que el pueblo sabio le dijo que organizara esa marcha el próximo 27 de noviembre, ese pueblo también le dio fecha, lugar y hora, faltaba más.

Muy posiblemente se vea el próximo 27 de noviembre a mucha gente de Morena, brindarle su apoyo a AMLO, serán acarreados, algunos amenazados con quitarles los apoyos que reciben, como los adultos mayores, esta marcha sin duda costará millones y millones en un gobierno con una austeridad franciscana que gasta a manos llenas, cuando se trata de defender el orgullo marchito del Mesías tropical. 

Si, podrán llenar el zócalo, podrán llenar las calles de la Ciudad de México, con gente pagada y acarreada, pero jamás será una marcha genuina y auténtica, una demostración de poder quizá, pero no, no será una marcha de la sociedad que expresa su forma de pensar muy distinta al presidente. 

Al final de cuentas si lo números no mienten, Andrés Manuel, lucha contra sus propios demonios, en el 2018, obtuvo 33 millones de votos, en el 2021, penas la mitad de esos votos, sin embargo el padrón electoral de México, es de 95 millones es decir el 34.73 % del padrón voto por AMLO, pero el 65.26% más de la mitad de la población no votó por él, el pueblo sabio también piensa distinto, y no deja de ser sabio, tampoco enemigo de la patria, mucho menos traidores, aspiracionistas y neoliberales, pensar diferente no nos hace enemigos de la nación. Es cuánto.    

De Aquello y lo demás…

En alcalde de Reynosa, Carlos Peña Ortiz, a través de la coordinación de Protección Civil, Tránsito y Vialidad, ha girado las instrucciones para estar en alerta, por la baja de las temperaturas, con la finalidad de proteger a familias en estado de vulnerabilidad, en toda la ciudad y áreas rurales del municipio.

Estos operativos cuentan también con la participación de tránsito local, con la finalidad de darle celeridad y un mejor flujo vial a la ciudad, sobre todo en horas pico, donde la aglomeración de vehículos se hace patente, y las condiciones climatológicas de esta semana, pueden causar accidentes y daños a las familias. Por eso también se hace el llamado a los automovilistas a manejar con extrema precaución, y darse el tiempo necesario en sus traslados. 

En este operativo está también la participación del DIF Reynosa, que desde ayer mismo realizo un operativo para entregar bebidas calientes a los personas con algún síntoma de vulnerabilidad o que por necesidad apremiante están en la calle, ya sea laborando o en tránsito.   

chanorangel@live.com.mx

A %d blogueros les gusta esto: