Río Bravo, Tam.- La política social y las acciones que la cristalizan nutrieron el Primer Informe de la presidenta del DIF Río Bravo, Malena Rodela de Villegas esta tarde de viernes ante un Salón Presidente colmado de familias y de invitados que atestiguaron este gran suceso.

Entre los asistentes se encontraban el Secretario General de Gobierno, Héctor Villegas González en representación del gobernador Américo Villarreal; el director del DIF del Estado, Jean Carlo Boneta en representación de la presidenta del DIF Tamaulipas, María Santiago de Villarreal; el alcalde Teodoro Escalón Martínez; diputados locales Casandra de Los Santos y Juan Ovidio García; las diputadas federales Olga Juliana Elizondo y Blanca Narro Panameño; funcionarios federales, municipales y estatales, así como el obispo de la Diócesis de Matamoros, Eugenio Andrés Lira Rugarcía.

En su semblanza de todo lo logrado en este primer año, la señora Malena Rodela refrendó el compromiso, cariño y ganas de trabajar por los más vulnerables y desfavorecidos.

Asimismo, la presidenta del DIF Río Bravo, agradeció a los presentes por acompañarla a este recuento de la transformación social de nuestro municipio.

En materia de salud, destacan el apoyo con exámenes clínicos; servicio dental; atención a problemas de ansiedad y depresión; apoyo psico-pedagógico (escolar); instrumentación del lenguaje de señas, beneficiando a familias en la cabecera municipal, Nuevo Progreso y zona rural.

También se impulsa la rehabilitación de pacientes con discapacidad o con lesiones o fracturas incapacitantes en la Unidad Básica de Rehabilitación del CADIF.

Igualmente se han entregado apoyos consistentes en pañales y prótesis a ese segmento vulnerable, además se promueve el respeto a espacios para discapacitados con apoyo de Tránsito local.

En el Velatorio Municipal se reactivaron las tres capillas con bajo costo para deudos y se otorgan descuentos o incluso condonaciones a las familias que pasan por momentos difíciles.

A lo largo de este primer año, se dio apoyo a personas en situaciones críticas, consistente en pasajes, bolsas para diálisis, tanques de oxígeno y medicamento a pacientes con Coronavirus.

Se mantiene funcional una guardería en beneficio de madres trabajadoras y 17 CAICS de educación pre-escolar, ahí, los alumnos pueden cursar su educación en cualquiera de los dos turnos, contando con desayunos escolares.

Los niños y jóvenes Pannarti reciben capacitación educativa y son orientados de forma permanente en temas de adicciones, embarazo y acoso escolar.

Los abuelitos de programa Adulto Activo, realizan diversas actividades que los entretienen y se instruyen en corte y confección, manualidades, belleza y danza.

Con el apoyo de un gran equipo se realizaron jornadas médicas en cabecera municipal, Nuevo Progreso y zona rural con múltiples servicios como: médico; dental; asesoría jurídica; corte de pelo; apoyo psicológico y entrega de despensas entre otros.

Se reactivaron las instalaciones del DIF en Nuevo Progreso, apoyando a las madres de familia con tramitación de pensión alimenticia, alimentación y despensas. De la misma manera se llevaron apoyos múltiples a asilos como el Mater Dei y a la Casa Hogar la Esperanza.

Con fines alimenticios, se instaló un cuarto frío en las oficinas centrales del DIF Río Bravo para preservar víveres gestionados en la Unión Americana que se hacen llegar a los hogares que más sufren la carestía y se dispuso la rehabilitación e impermeabilización de las instalaciones del CADIF en Graciano Sánchez.

Todo esto es posible gracias a un gobierno «honesto, eficiente y cercano a la gente, tenemos el compromiso de ser un DIF municipal incluyente», aseveró la señora Malena.

«Los niños, mujeres y adultos mayores son el eje de nuestras acciones. Trabajamos en equipo con una mujer a la que admiro y por la que guardo un gran respeto: María Santiago de Villarreal, presidenta del DIF del Estado», añadió.

La primera trabajadora social del municipio remarcó que en su función cotidiana la guía el ejemplo de nuestro presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a la vez que manifestó tener esperanza y fe en el gobierno de Américo Villarreal, pues se dijo segura de que Río Bravo tendrá todo el apoyo.

Para concluir, agradeció todo el respaldo de su familia, su esposo el licenciado Héctor Villegas; sus hijos y sus padres Malena Pérez y Oscar Rodela Ornelas, así como todo el personal del Sistema DIF del municipio.

#DIFRioBravo #TransformandoCorazones

A %d blogueros les gusta esto: